Category Archives: Vudú

El Plagio y la Santería: La descarada falta de respeto por la propiedad intelectual ajena©

PLAGIO 1No sería necesario que destaque mi autoridad sobre la material para escribir de este tema con la propiedad que le experiencia me confiere. Sin embargo, por aquello de que conste claramente, lo haré. Mi entrenamiento profesional y académico es como periodista. Mi carrera me ha dado mucho entrenamiento laboral y la experiencia de conocer a personas de muchos niveles, desde políticos y artistas hasta personas comunes y corrientes pero que enfrentaron circunstancias extraordinarias y los llevaron a un nivel de notoriedad ante los medios de comunicación. Todas estas personas tienen algo en común: el confiar que yo relatara sus historias con respeto de y de manera verosímil.

Además de ser periodista, he tenido el privilegio de trabajar con autores de calibre y con una casa editorial muy conocida a manera de editora de libros en el área de metafísica, religión y temas orientados a la nueva era.

He editado libros sobre la Santería y las religiones afro-caribeñas por más de 10 años. Esto ha sido una experiencia muy enriquecedora, pero al mismo tiempo una que en ocasiones me ha llenado de ira e indignación. A mis manos han llegado manuscritos sometidos a la casa editorial que no son sino copias palabra por palabra de libros ya publicados. En un principio cuando uno empieza a leer un manuscrito, de los muchos que autores potenciales tratan de vender como ‘nuevos y frescos’, como colecciones de materiales de libretas inéditas (escritos que por lo general llevan los oloshas a través de su vida), uno se emociona ante el supuesto hallazgo. Pero de repente me empiezo a dar cuenta de que las palabras son muy familiares. De repente siento uno un frio en el estómago y luego gran indignación. Me dirijo a mi biblioteca personal y encuentro el libro del cual el ‘supuesto nuevo autor’ ha tomado palabra por palabra. Claro está, me aseguro de documentar el plagio adecuadamente y de que la casa editorial nunca publique el manuscrito, ya que a ellos les pueden demandar por plagio.

¿Por qué será que las personas sienten que tienen el derecho de robar material intellectual y que piensan que pueden salirse con la suya? En el pasado, era relativamente sencillo ir a Cuba y traer un libro publicado allí, re-imprimirlo bajo otro nombre y nadie se daba cuenta. Pero hoy día, hay algo que se llama Internet y a la mano está un poderoso mecanismo de búsqueda. Además, es bien fácil pedir libros de otros países por fuentes como Amazon.

Hay botánicas a través del mundo con estantes llenos de libros que no son sino puro plagio de materiales previamente publicados por oloshas respetados. Puedo nombrar algunos ejemplos, pero ya que no he contactado a los autores que han sido víctimas de plagio, me voy a centrar en relatarles mi experiencia más reciente como escritora.

Hace una semana, una amiga en Facebook me alertó de una página dedicada a negocio, una cierta botánica de Houston, Texas, la cual había subido a su página no uno sino varios de mis artículos en su muro y descaradamente habían sacado mi nombre y se lo habían atribuido a la persona que corre la página comercial. No les voy a dar publicidad en mi blog al mencionar su nombre ni el de su negocio.

Una vez verifique la veracidad de la información que mi amiga me compartió, le escribí un correo electrónico a los dueños del negocio para que retiraran los materiales de su página de Facebook, el correo electrónico no recibió respuesta por dos días. Sin embargo, en la página de Facebook donde entré a señalar el plagio, la respuesta fue bloquearme y lanzar un reto de la manera más ruda y descortés. Subsecuentemente, le pedí a mis seguidores en Facebook que le pidieran a los ladrones que retiraran los artículos del muro. La gerencia de la página ofreció disculpas a mis lectores en mensaje directo, pero no a mí, pese a que mis lectores se lo recalcaron. Eventualmente, me enviaron una disculpa privada por mensaje y por correo electrónico, pero una disculpa privada ante una ofensa pública no representa absolutamente nada, es un acto hipócrita. Cuando una persona ha sido ofendida y en este caso robada en un foro público, una página destinada al comercio y beneficiarse de mis escritos para posicionarse como autoridades en la materia, entonces, la disculpa debe ser hecha en público. Debe ser hecha en el mismo foro donde se cometió el descarado plagio, donde se lucraron de mis experiencias, mi vida y mi conocimiento como olosha.

Cuando señalé este punto a los dueños de la página, la reacción fue ignorar mi argumento. Más aun, esta persona que es olosha señaló que porque yo soy una buena autora la gente está tentada a copiar mi material y por tanto, debo ser yo la que lo proteja (y al blog) de los ladrones, del plagio.

Muy bien, vamos a seguir la lógica torcida de este individuo. En esencia, esta persona no tuvo ninguna pena de robar y de permitir que su administración de la página de Facebook robara (plagiara) mi material, lo que les molestó es que los sorprendieran con las manos en la masa. ¡Increíble, pero cierto!

Los ladrones de la señalada página de Facebook admiten que mis escritos son de valor. Entonces, según ellos es mi culpa que dichos escritos presenten una tentación muy grande para aquellos que no pueden o no saben escribir tan bien y que sucumben y se roban mi trabajo. Peor aún, según estas personas de carácter torcido, yo no debo confiar en la decencia de los lectores del blog de hacer lo propio y de solicitar permiso para poder compartir un enlace a mis escritos. En otras palabras, yo tengo que hacer que este blog sea una caja fuerte de hierro para proteger mis materiales porque la gente no es de fiar. ¿Conocen el dicho que versa “El ladrón juzga por su condición”?

Bueno siguiendo esta misma lógica, cualquiera que esté leyendo este blog, puede sentirse en toda libertad de ir a la botánica de estas personas y de tomar lo que gusten de los estantes sin miedo a repercusiones. ¿Por qué? Porque es la culpa de que gente quiera robar es de los dueños por tener materiales de valor a la venta que presentan tentación demasiado fuerte. Esta lógica dicta que es la responsabilidad de los dueños de instalar cámaras de seguridad para que nadie se robe nada.
Lo peor del caso, es que en comunicación con estos individuos, las cuales he grabado y documentado, esta no es la primera vez en que supuestamente plagian mis artículos en otros lugares, y por tanto ellos piensan que el yo reclamar mis derechos es una vendetta contra ellos en particular para hacerle pagar platos rotos ajenos. Estas personas piensan que el que yo reclame que alguien se robe mis escritos y los publique bajo un nombre ajeno es una venganza, ¡inaudito! Uno tiene que permitir, aparentemente, que alguien no solo se apropie de mis ideas, de mi relación con mi padrino como relatada en uno de los escritos plagiados, y quedarse de brazos cruzados. ¡Que descaro! Este es el primer caso documentado de plagio contra mi blog. Yo no me estoy vengando de nadie, estoy siendo honesta y apegándome a la verdad y a mis valores como olosha.

Esto nos deja con aun más interrogantes. ¿Cómo confiar en un olosha que administra una botánica donde se hacen pasar por conocedores a costillas de materiales plagiados? ¿Confieren credibilidad instantánea a oloshas y a otros que se las quieren dar de expertos en la materia foros como Facebook y otros medios sociales? La gente que esta hambrienta de consumir información tiene que tener cuidado de no ahogarse en la gula de un banquete instantáneo de conocimiento sobre los orishas.

En general, ¿qué nos indica el plagio y el robo intelectual que se comete en nuestra comunidad religiosa? Yo he visitado docenas de botánicas con anaqueles llenos de libros y folletos con casos descarados de plagio, todos a la venta.

¿Cómo confiar en un escritor que se roba materiales y los vende cuando no son sino basura robada? Y no lo digo por el contenido plagiado, lo digo por el asqueroso acto de robo. ¿Cómo confiar en botánicas que venden libros plagiados? Esos negocios están apoyando directamente el robo y lucrándose del mismo acto delictivo.

El plagio no está exento de castigo en nuestra sociedad. Existen leyes contra el plagio y el no conocerlas no excusa a nadie de infringirlas.

Como escritora, puede defender mis derechos de autora y voy a tomar acción contra quien robe materiales de mi blog.

Ya que los que cometieron el plagio tuvieron el buen sentido de retirar mis escritos, no voy, al momento a demandarles, pese a que luego de conversar con una abogada especializada en derechos de autoría e Internet estoy en mi derecho legal de hacerlo y de llevarlos a corte.

Moralmente, estas personas se comportaron de una manera poco adecuada al no ofrecer una disculpa pública y al tener la osadía de querer hacerse pasar por víctimas y de querer reflejar su culpa en mí, simplemente porque los agarraron con las manos en el proverbial jarro con las galletas.

¿Debemos de confiar en una fuente que se representa como expertos usando materiales robados para vender productos y sustentar su estatus en la comunidad virtual? Les dejo con esa interrogante.

Omimelli
Oní Yemayá Achagbá
Continue reading “El Plagio y la Santería: La descarada falta de respeto por la propiedad intelectual ajena©” »

No estamos exceptos de la ley: El Sacrificio y desecho de animales en rituales de Santería

El disponer apropiadamente de restos de animales es un asunto de respeto.
El disponer apropiadamente de restos de animales es un asunto de respeto.

Cuando se trata del desecho de restos de animales utilizados en rituales, los oloshas enfrentamos un problema complicado. Según artículos recientes publicados en The Miami Herald (http://www.miamiherald.com/2013/01/06/3170090_south-beach-santeria-decapitated.html#storylink=addthis) y en el The Huffington Post (http://www.huffingtonpost.com/2013/01/06/goat-chickens-decapitated-south-beach-santeria_n_2422245.html), entre otros medios masivos de comunicación, se nos retrata a los santeros u oloshas como bestias que abusan de los animales torturándolos en rituales extraños y luego se deshacen de los cadáveres en una forma insalubre en lugares públicos. ¿Sabes una cosa? Los artículos describen con bastante precisión algunas de las realidades de la comunidad de la santería.

El hacer un sacrificio, ni siquiera el hecho a manos del más experto, no es un acto de gentileza. Un sacrificio es un intercambio de fuerza vital. Una vida debe terminar para que otra se mejore. Este final viene acompañado de dolor, no hay duda al respecto. Por eso la palabra sacrificio, de lo contrario, no lo llamaríamos sacrificio y sino fiesta. ¿No es cierto?

Sin embargo, los sacrificios deben hacerse de una manera humana y los restos deben desecharse siguiendo las normas de salud y seguridad locales. He aquí el meollo de nuestro problema múltiple:

Apropiándose de religiones tradicionales africanas

grew up in the hood (2)
En una sociedad moderna basada en el Internet, el apropiarse de religiones tradicionales africanas pasa con demasiada frecuencia. Se ve de todo, desde paganos eclécticos adoptando deidades, los que hacen aseveraciones comerciales de hacer conjuros y ser expertos en tradiciones de los orishas, los neopaganos vuduístas que también se han unido al grupo de los que adoptan practicas derivadas de las religiones africanas, en fin se ve de todo. Se puede argüir que las personas que están buscando establecer su reputación de ser expertos e iluminados es hecha de corazón y con buenas intenciones. El buscar la verdad no es cosa mala.

Desafortunadamente el buscar la verdad no es lo que siempre pasa. Si usted necesita que le saquen un diente, y va a atenderse con un estudiante interno que se ha leído un libro sobre ser dentista y decidió que arrancar dientes por paga con unos alicates mohosos, entonces se está buscando un problema gratuito. El apropiarse de culturas espirituales es el equivalente.

Un síntoma de apropiación es el aspecto monetario. Si, nuestras queridas religiones tradicionales africanas cobran por ciertas cosas y con toda razón. Hace falta experiencia, trabajo arduo y tiempo para aprender correctamente la manera de hacer las cosas en cada ilé o grupo. Hay que pagar derechos (cuotas). ¿Es posible consultar con un experto en cualquier otra rama sin pagar? ¿Te consultaría gratis un doctor? Sin embargo la ganancia monetaria parece ser la meta primordial de los problemas de apropiación que vemos y el comercialismo por parte de los que tienen tiendas por Internet. Los “Elekes de Damballah” fraudulentos, las botellas de tierra de Oya, las bolsitas estilo ‘mojo’ de Yemaya La Sirene y las bolsitas Gris Gris para trabajos de amor para homosexuales Pomba Gira son varias de las estupideces que se ven con más y más frecuencia en estas tiendas por Internet. Desafortunadamente uno de los aspectos de esta apropiación de elementos religiosos es la invención de cosas como estas que no existen en las tradiciones de donde supuestamente salieron. Hay que tener cuidado, mucho cuidado.
Continue reading “Apropiándose de religiones tradicionales africanas” »

En memoria de Mark Moellendorf también conocido como Aboudja Bo Houngan

R.I.P. Mark Moellendorf Aboudja Bo Houngan
La única clase de amor que lastima es la que se deja sin expresar, sin decir, sin vivir. Esta semana un amigo muy querido falleció, Mark Moellendorf también conocido como Aboudja Bo Houngan Asodwe kidi Rakonte DaGuinea La Menf’o. Me hubiera gustado tener mas tiempo para compartir con el, pero la vida no es siempre como quisiéramos o como deseamos. Por tanto nos quedamos con la esperanza de un mañana en el cual pudiéramos compartir más aun si sabemos que ya eso no es una posibilidad. El único mañana que nos queda ahora es la intersección que pueda o no producirse entre el mundo de los espíritus y el de los vivos.

Yo conocí a Mark en Austin, Texas hace 18 años. Nos conocimos por medio de Karelina Hartwell (ibae baye n’tonu, mi hermana de santo también conocida como Osha Lobi). De inmediato Mark y yo congeniamos porque el tenía un carácter fascinante, vibrante, verdaderamente único y con un sentido del humor travieso. Sin embargo, lo que mas me impresionó de Mark en ese entonces y siguió haciéndolo hasta que falleció fue su profundo amor por los Lwa.

Hay muchas historias que puedo contar sobre Mark y su interacción con los espíritus y con los Lwa, pero solo voy a relatar una o dos que sobresalen entre mis recuerdos. Ese otoño hacia frio en el área conocida como Hill Country en Texas donde nos reunimos en Dripping Springs para una actidad del CMA, un campamento en plena temporada de Samhain. Mark había organizado un servicio para sus Lwa o un Servis Lwa y estábamos ocupados ayudándole a organizar los detalles con Karelina. Continue reading “En memoria de Mark Moellendorf también conocido como Aboudja Bo Houngan” »

Como probar a un guía espiritual

Interactuando con espíritus...una tarea difícil
En un momento u otro la mayoría de las personas que se hacen una lectura con un espiritista, o ya sea con un santero, palero, un mambo, houngan, o cualquier otro adivino profesional de la religión tradicional africana, encontrará que le dicen que hay un espíritu que le acompaña, o que le protege, o hasta que le está causando problemas en su vida. ¿Por qué? Seamos realistas, somos seres materiales impulsados por espíritus. Llevamos un espíritu por dentro de este cuerpo. Somos espíritus en un mundo material, sí el cantante inglés Sting está en lo correcto y lo bueno es que el tiene el talento que no tengo yo de decirlo con una buena canción “Spirits in the Material World”.

En cualquier caso, comprobar la validez de un espíritu es un proceso complejo que no se puede conseguir de la noche a la mañana. Hay una serie de elementos calificadores que son necesarios para categorizar un espíritu. Es importante poder trabajar con un espíritu que sea beneficioso y lo suficientemente avanzado como en su evolución como para proporcionar un buen consejo y ser un buen socio. Esta es la lista de elementos a tener en cuenta:
Continue reading “Como probar a un guía espiritual” »

El caso del gallo en llamas: Cuando la política, el dinero y la religión van en el mismo carro el torbellino les sigue

El caso del gallo en llamas

Yo soy una fanática del libro “Dune” de Frank Herbert, y es a través de las palabras de su personaje la Reverenda Madre Ramallo que he resumido un problema que enfrentamos como comunidad religiosa, la tendencia a prostituir las prácticas religiosas para obtener beneficios materiales y la inherente falta de juicio que esto desencadena en muchos.

La cita original en “Dune” versa: “Cuando la religión y la política van en el mismo carro, el torbellino les sigue”, sin embargo, en nuestro caso, hay otro elemento volátil agregado a la mezcla, se llama DINERO.

Todo lo que hacemos en nuestras prácticas religiosas está bajo una lupa. Esta es una realidad de la cual no podemos escapar. Nuestra lucha por la libertad religiosa y por tener el derecho al sacrificio de animales han tenido su día en la corte, no una sino dos veces. La primera vez fue en el caso del Tribunal Supremo de la Iglesia de Lucumí Babalú Ayé contra la Ciudad de Hialeah, y, recientemente, en la Ciudad de Merced v. de Euless. El campeón en el primer caso fue el Obá Ernesto Pichardo, y en el segundo, mi propio padrino José R. Merced. Ambos casos significaron sangre, sudor y lágrimas por los que los defendieron. Es gracias a sus esfuerzos que podemos buscar refugio en el derecho a la práctica el sacrificio de animales, pero esto debe hacerse dentro de los límites de la misma ley que nos protege.

Continue reading “El caso del gallo en llamas: Cuando la política, el dinero y la religión van en el mismo carro el torbellino les sigue” »

El sacrificio de animales, un derecho no necesariamente garantizado

El trato humao de los animales es imperativo

No hay absolutos cuando se trata de derechos. El sistema legal en los Estados Unidos permite el continuo desafío de toda y cualquier ley. Por lo tanto, los derechos ganados con gran dificultad tal como el del sacrificio de animales el cual tomó años y enormes recursos y que se ganó a nivel del Tribunal Supremo de los Estados Unidos es y siempre será susceptible de impugnación.

Es imperativo que todos los seguidores de la comunidad Lukumí y de todas las demás religiones tradicionales africanas estén plenamente conscientes de que su conducta y comportamiento cuando al realizar sacrificio de animales estará siempre bajo escrutinio y que no sólo afecta a la gente de sus ilés (casas de santo), sino también la comunidad en general. No hay manera de eludir esta realidad.

Un acontecimiento reciente, la detención el pasado 11 de julio de 2011 de Raúl Armenteros, una estrella cubana del porno que transportaba los animales en una camioneta con las ventanas cerradas y bajo condiciones de calor sofocante en Miami, Florida, arroja una luz negativa sobre nuestra comunidad, no una vez, pero con el doble de potencia.

En primer lugar, su profesión no es un reflejo positivo en nuestra comunidad, pero de nuevo, estoy seguro de que hay cristianos, judíos y budistas que son estrellas porno que se encuentran por ahí. La cuestión es que no los he visto arrestados por transportar estúpidamente a animales para sacrificios de santería y por tanto centrando atención excesiva y perjudicial sobre nuestra comunidad. Francamente estoy disgustada por la atención negativa y creo que todo el peso de la ley debe caer sobre este individuo por su falta de juicio.

Ningún derecho es eterno. Si hemos de preservar la integridad de nuestra religión, es fundamental que sigamos teniendo el derecho de sacrificio de animales. Sin sangre no hay nacimiento de Orishas, es tan simple como eso.

¿Qué hacer como comunidad?

Continue reading “El sacrificio de animales, un derecho no necesariamente garantizado” »

El Primer Aniversario de The Mystic Cup

The Mystic Cup celebra su 1er Aniversario

Hoy es el aniversario del lanzamiento de The Mystic Cup. Durante este último año hemos visto un crecimiento constante y rápido entre nuestros lectores. También hemos experimentado un crecimiento en el número de contactos con individuos y grupos. Hemos sido alentados por los numerosos casos de reacciones positivas de los lectores. Nuestro objetivo ha sido siempre el de escribir acerca de experiencias espirituales y la mayoría de nosotros que escribimos para The Mystic Cup de alguna manera u otra estamos involucrados con las Religiones Tradicionales Africanas (RTA). Así que la mayoría de nuestros artículos reflejan este compromiso. También trabajamos en la conexión con otros miembros de una comunidad mayor y de gran diversidad religiosa entre las RTA con quienes nos gusta conversar sobre nuestros problemas compartidos, opiniones, quejas y las cosas aprendidas a lo largo del camino. También nos hemos esforzado por ofrecer una información clara y veraz sobre la experiencia de las RTA para que la gente fuera de nuestras comunidades puedan comprender mejor nuestra experiencia y tomarle el gusto, por así decirlo, a lo que son las prácticas de las religiones tradicionales africanas.

Estamos bien complacidos de ver un aumento de lectores de fuera de Norte América y del Caribe. Hemos notado un aumento de interés en las RTA y el espiritismo en la Magia Ceremonial, Wicca y los círculos neo-paganos. Esperamos que nuestros artículos hayan sido informativos, estimulantes y entretenidos.

En el año que viene vamos a abordar algunos temas que inicialmente habíamos previsto, pero aún no hemos abordado, algunos serán más candentes y volátiles así que prepárense para debates sanos, después de todo … la vida no examinada no vale la pena vivirse, y, ciertamente, la espiritualidad merece un examen cuidadoso y constante.

También nos gustaría ver más contribuciones de artículos de otras personas acerca de sus tradiciones espirituales y sus experiencias. Para terminar, nuestro equipo principal de escritores Janus, Omimelli y yo, quisieramos dar las gracias por su apoyo y por visitar nuestro blog. Estén atentos… hay más por venir.

Kal
Olo Obatalá

P.S. Ya que Omimelli es nuestra escritora principal, le quiero dejar un regalito por todas las horas de investigación y redacción dedicadas al blog. Sé que le gusta mucho esta canción y espero que ustedes la disfruten también.

Into the Mystic by Van Morrison

La sobreexposición de las religiones tradicionales africanas: ¿Cuándo ponemos un alto al mostrar cosas de la religión ante los ojos de no iniciados?

Ayudando a mejorar el entendimiento de nuestras tradiciones al abrir las puertas del igbodu en el Día del Medio

El empoderamiento en las manos de los necios sólo conducirá a la corrupción de las tradiciones. He hablado antes sobre la espada de doble filo que representa el Internet. Puede ser un instrumento glorioso para la educación, la creación de redes y el intercambio de ideas, pero también puede llevarnos por un camino resbaladizo hacia la destrucción de los aspectos centrales de las Religiones Tradicionales Africanas (RTA).

Hay algunas casas de santo o ilés que quieren lucirse plasmando por Internet fotografías de los rituales que se consideran sagrados en la Santería, Ifá, el vudú y las comunidades de Palo, entre otras religiones tradicionales africanas. Me gusta ponderar con calma el tema de evaluar cuanto es demasiado a la hora de mostrar materiales en el Internet porque es un tema que me atañe profundamente. Por un lado, algunas imágenes pueden aumentar el entendimiento y tocar los corazones para lograr una mejor comprensión de nuestras culturas religiosas, pero por otro lado, algunas imágenes se pasan de la ralla y muestran más de lo que debe ser visto por los ojos de aquellos que no han comprometido su vida al servicio de la Orisha, lwa, Ifá o de los Nkisis.

Vamos a tratar con algunos ejemplos concretos para ilustrar cuando es necesario el abrir las puertas de un templo para ilustrar que, efectivamente, no hay alli nada sucio o vergonzoso escondido en nuestras prácticas religiosas.

Continue reading “La sobreexposición de las religiones tradicionales africanas: ¿Cuándo ponemos un alto al mostrar cosas de la religión ante los ojos de no iniciados?” »

Los retos de criar hijos en una religión tradicional africana

Se supone que en la sociedad en que vivimos disfrutamos de libertad de expresión y de religión. Sin embargo, la realidad es que como padres de familia en el proceso de criar nuestros hijos en una religión tradicional africana (RTA) sé que mis hijos iban a recibir un trato diferente si yo hubiera dicho abiertamente durante la entrevista de matrícula en su escuela (que no es secular), “Oh, sí, casualmente quería comentar que uno de mis hijos es un Olosha y el otro se está preparando para convertirse en un Palero”.

Puedo imaginar a los administrativos de la escuela tratando de preservar su sonrisa amable y como a poco el color primero se les va de la cara para luego ponerse poco a poco colorados mientras tratan de disimular la sorpresa, el desprecio y buscar una manera de rechazar un cheque perfectamente jugoso de varios miles de dólares destinado a cubrir la matrícula de los niños. La primera reacción de la mayoría de los profesores y directores de escuela es regresar a sus propias raíces religiosas y hacer un juicios rápido en función de su programación religiosa, esto no es sino una reacción natural. Lo que no es natural es dejar que la programación religiosa opaque el hecho de que todas las familias tienen el derecho a la libre determinación religiosa y que no siempre los padres de familia somos cristianos, judíos o musulmanes por nombrar tres religiones principales.

Este problema sin embargo, va más allá de la tolerancia. La existencia y persistencia de las religiones tradicionales africanas es una afrenta, casi como escupirle en la cara a aquellos que han sido programados para vernos como malas personas o como paganos que adoran al diablo. No son malos, no somos paganos y no adoramos al diablo. Sin embargo, nuestra existencia desafía su entendimiento limitado del bien y del mal, porque francamente, no encajamos en el molde de los que están con Dios y contra el diablo.
Continue reading “Los retos de criar hijos en una religión tradicional africana” »