Noches de Hoodoo

Mi copia personal del libro de Hoodoo

Administrar bien el tiempo es un arte. A veces me sorprendo a mí misma al lograr acomodar en mi rutina diaria un millón de cosas. Soy una mujer profesional y como tal trabajo jornadas largas. Mi esposo y yo estamos criando a dos hijos, y como si ser padres no nos tomara suficiente tiempo, a eso le añado mis funciones como Olosha (sí, tengo ahijados por quien velar también) y soy Yaya Nkisi. Las obligaciones religiosas toman tiempo, el blog toma tiempo, y, el satisfacer mi intensa curiosidad por todas las cosas de carácter espiritual, también toma tiempo.

Por más de tres años me había estado haciendo la promesa de sacar un ratito del preciado tiempo libre que me queda para satisfacer una curiosidad intelectual y espiritual y mi deseo de aprender sobre el Hoodoo y sus prácticas. Como viví en el sur de los Estados Unidos por más de dos décadas y estoy casada con un hombre de Luisiana, se me hizo cosa natural esta inclinación a querer aprender sobre las profundas tradiciones sureñas. Más no necesitaba estar casada con un descendiente de franceses Cajun para enamorarme de la mística del Sur. Como verán, yo siempre he estado enamorada de Luisiana.

Fue a los 13 años cuando visite a la llamada ciudad Big Easy (Nueva Orleáns) por primera vez. Fue ahí cuando me enamoré de sus pantanos que parecen bostezar lentamente en las tardes de verano, de sus noches húmedas y cálidas a la orilla del Mississippi y de la manera de ser gentil de sus habitantes blancos, negros y criollos. Fue ahí donde descubrí un mundo de magia más allá de las fachadas meticulosamente resplandecientes de hoteles y restaurantes hechos para atraer a los turistas que disfrutan de su confort y lujo. Mis ojos rapaces habían notado la presencia de tiendas de curiosidades al caminar por las calles de Nueva Orleáns. Estas tienditas estaban llenas de aceites, hierbas, bolsitas mojo y partes disecadas de cocodrilos…todo me hacía recordar las botánicas de Puerto Rico…claro está sin los cocodrilos.

Pasarían anos antes de que pudiera aprender sobre el Hoodoo y sus orígenes y quedar completamente enamorada de todo lo que tiene que ofrecer al intelectual espiritual y practicante de tradiciones mágicas como lo soy yo. Gracias a lo industrioso que es mi marido y a sus habilidades de búsqueda cibernética, dimos con un website estupendo con muchísima información sobre el Hoodoo y luego de pensarlo por casi dos años, si soy lenta al considerar convertirme en estudiante de alguien, decidí inscribirme en el curso por correspondencia sobre Hoodoo. La Sra. Cat es mi maestra por correspondencia. Ellas es una persona llena de muchos recursos, es muy inteligente y es extremadamente devota a todo lo relacionado con el Hoodoo. Ella dedica una gran parte de su tiempo a administrar su tienda de curiosidades en California y a compartir su conocimiento con personas como yo.

Cuando comencé a tomar el curso en enero de 2011, ya había devorado una buena cantidad de libros que ella recomienda en su Website para estudio. Valio en realidad la pena el seguir sus recomendaciones ya que estos materiales establecen la base de un mundo de magia con su propio sistema de cultura particular.

Una vez que terminamos con la tarea de los muchachos; que hemos servido la mesa, cenado y recogido la cocina luego de la comida, los niños se van a dormir y la casa queda en silencio. Es ahí cuando mis noches de Hoodoo comienzan a tomar forma. Doy paso a mis rutinas espirituales nocturnas y luego es hora de ir a la cama.

Estas son mis noches favoritas aunque no tan frecuente como quisiera. Las mismas están llenas de lectura intensa, de tomar notas y hacer planes para durante el fin de semana, poner en práctica lo aprendido en las lecciones del libro.

Puede que te estés preguntando ¿qué es lo que es el Hoodoo? Podrás averiguarlo en mi próximo artículo…

Omimelli
Oní Yemayá Achagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Hoodoo. Bookmark the permalink.

5 Responses to Noches de Hoodoo

  1. Gloria says:

    Oni’ Yemaya’Achagba’ hermoso escrito y una vez mas esperando su proximo articulo….bendicion y bendiciones .

  2. gabriel says:

    muchas gracias muy utiles tus articulos. podrias colocar mas informacion sobre el hoodoo?

  3. maria del carmen says:

    deseo poder tener comunicacion contigotengo varias preguntas

  4. Manuel Francisco says:

    Buenas, querida amiga. Es deseo por mi parte profundizar en esta religión. ¿podrías indicarme como he de empezar?. Muchas gracias.

    P. D. Vivo en España aquí no se practica. Los libros que vi están en inglés. Pues el inglés lo llevo mal. Un saludo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *