¿Vas a dejar la santería? No tires tus Orishas al río…

La Lupe, ¿cometió un error al abandonar a sus orishas?

He escuchado una y otra vez la misma historia, las personas que se inician en la santería y que por sus propias razones personales, sean cualquiera que sean, un día deciden que quieren salir de la santería y simplemente tiran sus orishas al río. Este es un error capital, un gran error, un error que puede costarle a esa persona su propia vida.

Permítanme comenzar con un caso que sé por experiencia propia. Timoteo fue uno de mis mejores amigos y con el tiempo se convirtió en mi ahijado, pero su camino a los pies de mi Yemayá no estuvo libre de accidentes y desgracias.

Tim, mi esposo y yo recibimos los guerreros, elekes y Olokun en la misma época de las manos de Omi Oké en San Antonio, TX. En ese entonces, Tim tenía prisa enorme para acumular las iniciaciones e incursionaba en muchas cosas desde la Cábala y la magia ceremonial hasta la santería…. Yo solía bromear con él llamándolo “colector de títulos”, pero él nunca se molestó por ello y yo tenía la esperanza de que un día simplemente se comprometería a un camino espiritual. Contraria al punto de vista de Tim, para mi marido y para mi, los orisha no son un destino, son el camino que hemos elegido andar de por vida.

Un día, fui a visitar a Tim y yo sentí una horrible la sensación al entrar en su casa. Le pedí que me permitiera saludar a Eleguá y para mi horror descubrí al orisha cubierto de ofrendas, dulces viejos rancios y un montón de cucarachas e insectos repugnantes. De inmediato le hice limpiar a Elegua y desinfectar el área. Yo había ido a visitar a Tim porque él había tenido una serie de contratiempos y le estaban ocurriendo cosas extrañas, ahora ya veía yo porqué el Sr. Personalidad (Eleguá) estaba molesto y tratando de llamar la atención. Acto seguido, Tim y yo tuvimos una larga conversación; entonces descubrí que quería deshacerse de sus orishas. Yo estaba horrorizada de que él estuviera considerando hacer eso luego de haber gastado tanto dinero en las iniciaciones y de la prisa que tenia por recibir sus santitos. Pero, en realidad, sus razones para devolver los orishas eran muy infantiles. Por lo tanto, le aconsejé que simplemente los llevara de vuelta a nuestro padrino y que no los tirara a la basura. Él siguió mi consejo.

Menos de una semana más tarde Tim tuvo un terrible accidente en su auto después de perder el conocimiento durante un ataque diabético y casi pierde la vida en el proceso. El accidente ocurrió en un cruce de caminos a una cuadra de su casa. Supongo que el Sr. no estaba muy contento de haber sido devuelto a la prisa.

La vida de Tim nunca fue la misma después de regresar sus orishas. Años más tarde, yo ya era una olosha y él vino a querer recibir los elekes de nuevo pero esta vez de mis manos. Se le hizo una consulta a Yemayá, mi orisha tutelar y ella lo bendijo con una segunda oportunidad, permitiéndole entrar en el ilé con un eye ife. Yemayá quería salvarlo de lo que se avecinaba: Ikú. Yo hice todo lo posible por Tim, desde llevarlo a Ifá para hacer ebbós muy fuertes con mi padrino Iwori Oddí quien le advirtió que la muerte lo andaba rondado. Tim tuvo una cirugía de bypass y salió bien de ella, sin embargo, su deseo de vivir se había reducido y no siguió con la atención médica y espiritual que se le había indicado. Él murió 48 horas después de la cirugía. Extraño a mi ahijado y amigo con todo mi corazón porque era un tipo humano, lleno de complejidades y talentoso astrólogo.

Deshacerse de los orishas, no es una decisión que debe tomarse a la ligera; pero tener la bendición de volver a ellos y no prestar atención a sus advertencias, es aún peor.

Hay otro caso que conozco de primera mano, el de una señora que fue referida a mí para poder corregir la difícil situación que atravesaba en su vida. Como no soy partidaria a hacer lecturas a larga distancia ya que considero crucial tener a la persona presente en una lectura de diloggún o bien sea con Ifá, la referí a su vez a alguien de experiencia donde ella vive para que la atendiera en persona. Pero en resumen esta mujer había recibido elekes, guerreros y Olokun. Ella se sentía abrumada y no estaba recibiendo el apoyo de su padrino, por lo que fue a una mujer que lee el Tarot quien le convenció que los Orishas eran cosa del mal y que debía deshacerse de ellos tirándolos al rio. ¡Qué atrevimiento el de esa mujer el recomendar semejante cosa! La pobre mujer no tuvo sentido común y tiro todo como le habían dicho. Esta por demás decir que se le hizo la vida de cuadritos y así fue que vino mi buscando ayuda y que a la vez le encontré a alguien quien ahora le está ayudando.

Si usted está pensando en tomar una iniciación, hágase un favor y piense en ello cuidadosamente, ya que implica tiempo, es costoso y es un gran paso el comprometerse con un padrino y una casa de santo o ilé para luego decidir unos meses o años después que va a deshacerse de todo.

Para aquel que ha dado el paso de hacer kariosha (ceremonia para convertirse en un olosha o sacerdote en Santería) le tengo que decir algo, no hay manera de librarse de su orisha, una vez que esté asentado en su cabeza. Podrá hacer las ceremonias que se quiera, podrá renunciar a los orishas todo lo que quiera o hasta convertirse a otra religión, puede hacer una huelga de hambre, puede hacer lo que quiera, pero el orisha está sellados dentro de su cráneo hasta que tome su el último aliento de su vida y se haga el itutu.

¿Qué sucede si usted es un olosha y se deshace de sus orishas? Yo le diría que le pregunte a La Lupe o la Yiyiyi como le decían de cariño sus seguidores, pero ella está igbaé (fallecida) y viviendo al pie de los Eggun. La Lupe fue una cantante cubana extraordinaria de la década de 1950, ella era también una devota santera consagrada a Oshun. Su vida estuvo marcada por la fama y era admirada y seguido por la gente de la talla de Ernest Hemingway, Jean Paul Sartre y hasta Marlon Brando. Su carrera dio un giro hacia lo peor en la década de 1970, cuando Fania Records le eliminó su contrato de disquero después que sus presentaciones se volvieron inestables, algunos dicen que debido a problemas de drogas. Los orishas y las drogas son como un barril de pólvora y un fósforo encendido. Aquellos de ustedes que seriamente viven la Regla de Osha saben que los orishas no se mezclan con el bajo mundo de las drogas o de estilos de vida dudosos y que al final los que violentan estas reglas recibirán su castigo. Como lo dice mi padrino Iwori Oddi: El santo es lento pero aplastante. El castigo por trasgresiones y por no prestar atención a consejos llega en algún momento.

La Lupe se lesionó la columna vertebral en 1984 después de una caída mientras colgaba las cortinas en su casa, años después fue “curado” en una cruzada evangélica y se convirtió al cristianismo poco después, y, decidió tirar sus orishas. En 1992, La Lupe murió de un ataque cardíaco a la edad de 52 años. Quien sabe porque perdió la vida a tan corta edad, pero pensando uno, Oshún rige la sangre que corre por las venas y todo lo relacionado con los asuntos del corazón… creo que La Yiyiyi le rompió el corazón de su Yeyé, y tal vez, Oshún, a su vez, se quedó con el corazón de La Lupe como intercambio.

¿Son estos ejemplos de historias de cómo el orisha puede ser lento para castigar, pero aplastante una vez que lo hace? Son nuestros orishas orisha vengativos o son simplemente estos ejemplos coincidencias? Yo, no tengo la menor intención de ir a hacer pruebas librándome de mis orishas, sólo la muerte puede deshacer mi contrato espiritual, el cual acepte libremente y como un acto de amor.

Sin embargo, no todos viven en felicidad espiritual con su camino que elegido como lo hago yo, así que si estás pensando en una ruptura drástica, considera hacerte el gran favor de tomar las medidas adecuadas. Hay que ir con un oriaté competente y hacerse un registro con diloggún o ir a un awó ni Ifá y obtener una consulta con Orunmila, pero sobre todo, hay que cumplir con los ebbós que se marquen. De igual manera hay que buscar la manera de mitigar problemas que te han llevado a considerar deshacerse de tus orishas. Ya sea que se trate de problemas con los padrinos o de otras cuestiones que pueden ser corregidas. El orisha te bendecirá si le das una oportunidad y si sigues sus consejos, de lo contrario puede que te encuentres frente a un largo camino lleno de angustia y pérdidas.
En cualquier caso, es tu decisión, te deseo que tengas la serenidad mental para siempre tomar las decisiones correctas que impulsen tu crecimiento y el desarrollo del buen carácter.

Omimelli
Oní Yemayá Achagbá

490 Replies to “¿Vas a dejar la santería? No tires tus Orishas al río…”

  1. buenas y un saludo respetuoso a todos, quisiera me ayudaran con esta inquietud, hace 6 años salí de Cuba y dejé mis guerreros y un elegguá de bolsillo q recibí de mi padrino, nunca mas he vuelto a Cuba (mi casa la permutaron y no supe mas de mis cosas) mi padrino se fue a vivir a México y tampoco he sabido de el, o sea perdido total, mi pregunta es: yo puedo consultarme nuevamente con otro babalawo y puedo recibir otra vez los guerreros si fuera necesario? , actualmente no vivo en Cuba,gracias

    1. Pues claro q si, si deseas puedes buscar otro padrino y volver a recuperar todo. Eso hice yo en 2 ocasiones por cosas parecidas. Y hoy por hoy tengo mis cosas conmigo y un nuevo padrino pq el primero q tenía falleció.

  2. gracias por las respuestas, otra duda, en una consulta pueden estar dos babalawos? si en la consulta no sale que debes recibir guerreros ni mano de Orula, ¿tu puedes pedir recibirlos por voluntad propia? disculpen mi ignorancia, gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *