Ashó Orisha: La ropa de iniciación de un santero

La corona es uno de los puntos focales del ashó orisha

Existe una profunda fascinación con el estatus y la ornamentación en la comunidad de la santería. Esta fascinación no es casual, sino que es en esencia, un sincretismo de las culturas donde la cultura Lukumí evoca recuerdos de la realeza de nuestros antepasados en el África Occidental y los combina con la sensibilidad estética y los materiales de influencias occidentales.

En Nigeria moderna, la ropa de iniciación de oloshas es simple en comparación con las modas Lukumí. Los ashó orisha al estilo Lukumí son una mezcla de símbolos, colores y texturas que en manos de las costureras expertas se transmutan en un atuendo para cumplimentar el nacimiento espiritual de un olosha que representa un nuevo rey, reina o a un poderoso guerrero.

Mucho puede decirse acerca de los mayores de otra época tal como lo fue Omí Tomí, quien es mencionada por la autora y etnógrafa Lydia Cabrera en su investigación sobre esta olosha quien era un descendiente directa de una esclava oriunda de Mina Popó en la Costa de Oro en África. Omí Tomi, una oní Yemayá fue considerada como una de las mejores costureras, experta en esa materia y residente de La Habana a finales de 1800. Fue entonces cuando los recuerdos de la vida real en África y la mayor disponibilidad de telas y ornamentos del Nuevo Mundo se fusionaron para encarnar un sentido barroco de la estética y crear ashó orisha en honor a los nuevos iniciados.

Por supuesto que ha habido muchas otras personas que han contribuido a esta expresión artística, desde costureras hasta los fabricantes de tronos que trabajan juntos para completar un toque de expresión real y artística para el proceso de kariosha. Lo que es verdaderamente importante es darse cuenta de que cuando una costurera se pone a trabajar, su objetivo debe ser narrar la historia del orisha sin usar palabras, que sus telas, colores y texturas sean su lienzo flexible para crear una obra de arte viviente que hable sin decir una sola palabra, pero que a su vez provoque muchas palabras de elogio y admiración por el orisha que está siendo honrado.

Planificando un ashó orisha

En mi Día del Medio (día donde al iyawó lo presentan a la sociedad y recibe visita como si estuviera en una corte real) yo estaba jubilosa con mi vestido azul. No me podía ver en un espejo porque no se les están permitidos a los iyawós pero me sentía de maravilla con mi ondulante falda de dos tonos de azules que se movían suavemente creando un océano de tela. Mi asho orisha, en comparación con los ashó orisha que me gusta hacer, era muy simple y estaba decorado sólo con simples hileras de lentejuelas color plata.

Hacer un orisha ashó para mí es más que un proceso mecánico de comprar telas, de copiar un diseño tradicional y de incorporar algunos elementos de las herramientas del orisha y sus atributos en el vestuario. Hace mucho tiempo me prometí que de tener la oportunidad de coser para un orisha, nunca repetiría un diseño y siempre me esforzaría por hacer que cada iyawó se viera simplemente espectacular. He tenido la suerte de poder trabajar en ropa de santo para Obatalá, Obba, Oshún, Oyá, Babalú Ayé, Yemayá y Oggún. Entre ellos, estuvo el ashó que hice para los karioshas de mi marido y luego de mi hijo y eso me dio una gran satisfacción, y en el caso de mi hijo, mucha comezón. Sí, el haer ropa con tela de saco deja la piel con una feliz picazón durante varias horas.

Tela de saco...la transformación de un material humilde (y forrado para evitar causar picazón al iyawó)

Esto es lo que he aprendido de mis experiencias hasta el momento. El proceso de creación no es enteramente mío y tampoco lo son los resultados porque trabajo en colaboración con un Egún que en vida era una oní Yemayá. Su influencia es innegable y una vez que discuto con el padrino o la madrina algunos conceptos sobre la vestimenta, mi Egún se encarga del resto. Es muy importante para mí escuchar sus consejos porque me dan pistas sobre cuales características del orisha que deben reflejar en el diseño. Hacer caso a esta inspiración de este guía espiritual me ha llevado a tener bonitas comprobaciones durante el itá del iyawó e incluso durante el ebbó de entrada”.

Ashó Orisha hecho para el kariosha Obatalá de mi esposo Elefunké

El coser para mí es un acto de meditación donde mi mente está totalmente inmersa en el reino de ese orisha. Toco música para el orisha mientras trabajo y hasta me inspiro y canto. Cuando me canso de la música, paso a hacer oriki orisha, oraciones a los orishas y a pedir por el bienestar del futuro iyawó y hago lo que puedo por no romper ese estado meditativo porque creo que hay una transfusión de energía y de ashé en cada puntada, al igual que existe ese intercambio de energía en las palabras que usted lee en estos momentos.

Les dejo con algunas fotos de mi trabajo. Yo no soy una costurera con estudios en ese campo, simplemente soy alguien quien gusta de derramar su amor por los orishas sobre la tela y bendecir a cada iyawó a mi manera. Si desea obtener más información sobre las particularidades de los diseños para los orishas, sepa que voy a escribir artículos próximamente abundado sobre ese tema en particular porque es uno amplio y esto es sino una introducción exponiendo mi propia perspectiva y experiencia. Que lo disfrutes.

Ashó Yemayá hecho para el kariosha de mi madre

Ashó Oggún hecho para una hermana de nuestro ilé

Omimelli
Oní Yemayá Achagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Santería. Bookmark the permalink.

6 Responses to Ashó Orisha: La ropa de iniciación de un santero

  1. ROSA says:

    QUE LINDA TU COSTURA!!!!COMO PARA ELLOS ESTAN ESTOS TRAJES…ME ENCANTAN….VERDADERAMENTE QUE CONSIDERO QUE COSER PARA LOS ORICHAS ES TODO UN ARTE…NO TODAS LAS PERSONAS QUE PUEDEN COSER EN UNA MAQUINA TIENEN LA IMAGINASION NI EL CONOCIMIENTO DEL TEMA COMO PARA DEJAR VOLAR LA IMAGINASION EN EL TEMA….SIMPLEMENTE ESPECTACULARRRRR….

    • Omimelli says:

      Hola Rosa,

      Muchas gracias por la amabilidad de tus comentarios. Yo de verdad que disfruto mucho el poder sacar un ratito para hacer esta labor. No lo hago como cosa comercial, solo para gente muy querida y especial para mí.

      Omimelli

  2. rosario gonzalez says:

    bendicion .
    las ropas son como una obra de arte felicidades ,estan bellas ,no puedo escoger la mas bonita porque el dia del medio todos los iyawos lucen elegantes independientemente del oricha en el cual s e inician . yo tuve la oportunidad de lucir un traje de tela tradicional africana con pocos adornos porque la tela sola adornaba por si misma , es cierto que uno no se mira en el espejo pero sabemos que es un dia especial, irrepetible en nuestras vidas .gracias

    • Omimelli says:

      Santo

      Rosario, si a mi me parece que en muchas ocasiones es más lindo tener un atuendo simple y con unos pocos toque elegantes que andar cubierto de brillo y parecer al famoso personaje llamado La Puerca de Juan Bobo. Pero es cosa de balance y de trabajar algo de acuerdo a la personalidad del iyawó. Creo que es bien importante ver el porte, el estilo de cuerpo. 🙂

      Omimelli

  3. sex says:

    Right here is the right blog for anybody who hopes to understand this topic. You understand a whole lot its almost hard to argue with you (not that I actually would want to…HaHa). You certainly put a fresh spin on a topic which has been discussed for decades. Great stuff, just great!

  4. yuli says:

    me encanta ls vestuarios , quisiera estar vistiéndome asi en un futuro pero si mi familia me lo aceptara ,, seria mucho mejor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *