Honrando a los ancestros: Los muertos no hacen dieta

Mi abuela Gloria

Mi abuela Gloria falleció en 1987. Ella era una devota creyente en el Espiritismo y en el poder de la oración. De esta mujer de gran fortaleza y de carácter impecable aprendí muchas cosas, entre ellas el cómo hacer un Sancocho fenomenal (el sancocho es un guiso con carnes y viandas farináceas también conocido en el Caribe como Ajiaco). Este platillo estilo campesino ha alimentado a mi familia muchas veces, no porque seamos de escasos recursos, sino porque es poderoso.

El acto de cocinar para abuelita era uno de comunión con sus raíces, con sus espíritus y con su familia. Muchos familiares la ridiculizaban por ser devota a sus creencias en el Espiritismo mientras que al mismo tiempo ella se mantenía fiel a sus creencias Católicas. Para ella, el balancear ambas prácticas no afectaba su devoción a la una o la otra, era simplemente un acto de balance interno ya que espíritu es simplemente espíritu. Yo la recuerda cantando el Dios Te Salve María cuando se le perdía algo. Me daba risa el oírla cantar, no porque no tuviera buena voz, sino porque me parecía extraño el pensar que una canción católica tuviera poder como si fuese un talismán. Pero si tenía resultado, como por arte de magia, abuela se ponía a cantar el Dios Te Salve Maria y las cosas que estaban perdidas aparecían. Ahora yo me sorprendo a mi misma, cuando algo se me pierde cantando como lo hacía ella, cuando lo hago la recuerdo, mi corazón la siente cerca, mi espíritu es acariciado por sus recuerdos y lo perdido…aparece.

Con abuela Gloria aprendí que cada acto, no importa su simpleza puede tener un sentido espiritual. Para ella, era casi un apostolado el compartir la mesa con la familia, con amigos y con cualquiera que tuviese deseos de comerse un plato de guiso o de ser escuchado y olvidar por unos momentos el peso del diario vivir.

Mis primeras lecciones en la cocina las aprendí con abuela. Yo observaba con cuidado sus técnicas, cuando me despertaba temprano, porque a ella le gustaba estar despierta antes que saliera el sol. Yo me sentaba a la mesa en la cocina y la veía pelar pilas de tubérculos, cebollas, cortar ajos y calabaza dulce, pimientos y muchos otros ingredientes. Mientras preparaba los vegetales y tomaba un café abuela conversaba conmigo y me hacía historias de sus antepasados, de la plantación de caña de azúcar que tenía su padre Juan cuando ella era pequeña y sobre sus paseos en el auto Ford los domingos ya que fue uno de los primeros autos en el este de la Isla. Pero sobre todo, a ella le gustaba contarme de la feracidad de los huracanes a los que tenía la fortuna de haber sobrevivido, tal como San Felipe, San Ciprián y Santa Clara, su trío favorito de mortales tormentas.

Para cuando terminaba con sus historias, la cocina estaba limpia, la hoya hirviendo y el aroma de carne de res y cerdo rebosado con verduras invitaba a la familia a despertar y comenzar un nuevo día.

Las puertas de su casa siempre estaban abiertas para escuchar, su mesa siempre tenía espacio, pan y un plato de guiso para compartir. Palabras como dieta y engorda no eran parte del vocabulario de aquellos días. Todo lo que sabíamos nosotros los nietos era que el sancocho era saludable, que estaba hecho con amor, que te ponía a sudar cuando lo comías y que ella decía que tenía el poder de levantar hasta a los muertos.

Yo sé que ella me puede sentir en este momento, que el mero acto de escribir en este teclado a rápida velocidad lo aprendí de ella (era una de las mecanógrafas más rápidas que he visto). Abuela Gloria, tus palabras no han sido olvidadas, su receta aun alimenta a mi familia, tu devoción al espiritismo sobrevive en nuestras prácticas religiosas. Tienes un lugar de honor en mi altar a los Eggun y en mi bóveda porque estás entretejida en las fuertes raíces del árbol familiar, mis pies descansan en tus hombros, mi corazón descansa en tus manos espirituales.

Los muertos no hacen dieta.

Omí T’oñí
Oní Yemayá Achagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Espiritismo, Santería, Vudú, Wicca. Bookmark the permalink.

7 Responses to Honrando a los ancestros: Los muertos no hacen dieta

  1. gloria says:

    OMI’T OÑI BENDICION:
    Cuando vi tu lindo escrito llore de emocion,escribes sobre mi madre biologica,la autora de mis dias,le dedicas a esa abuelita que te adora un escrito que es copia fiel y exacta ,igual que tu aprendi tanto de mami,herede el amor al projimo,a ser una mujer con principios y a conocer mi religion ,ayudar al necesitado,nunca negar un plato de comida a nadie,a ser buena madre y tantas cosas lindas y llenas de sabiduria,mi madre cuando se comprometia en algo era que tenia que cumplirlo,su trabajo le permitio ayudar tnta gente que llegaba al hospital donde ella trabajaba en sala de emergencia de mas de 8 pueblo en ese entonces se le daba atencion en el hospital diriamos regional,fue querida por tantas personas y hoy se porque Dios la tenia en ese sitio,alli era su fuerte,donde podia servir con amor y esmero,Tengo tantas anedoctas de mami que tal vez un dia,cuando baje esta emocion tan grande que siento pueda agregar,Hoy es un dia de recordacion a mami Gloria y es mucho decir..gracias hija por dedicarle ese lindo escrito y creo dejaste en el tintero a futuras ocaciones Mami gracias por cuidarnos Dios te bendiga,te AMO MADRE.

  2. gloria says:

    Es una emoción muy grande este escrito, hablas de el ser que me dio la vida, mi madre era un ser especial, nació para ayudar y dar la mano a todo el que necesitara. Parece ver toda la familia a la mesa y somos muchos entre hijos nietos, yernas, la que ayudaba a mami y allegados si fuera el caso, que rica comida mi Dios y su buena voluntad se multiplicaba, yo al igual que tu aprendi de ella infinidad de cosas, era una mujer muy inteligente y espiritual, con ella conocí el camino espiritual hasta el sol de hoy. Se cuanto te amó, al igual que a el resto de sus nietos, pero tu eras su sol, no digo eras pues aun lo eres, aprendistes tanto de ella, veo como usas el teclado tal como sus diestras manos la maquinilla, tocas un tema, de tantos que tienes, pues era escritora, artesana, y muchas cosas mas, el de ese canto a la Virgen Maria cuando perdiía algo y aparecia insofacto, veloz, yo herede eso y juro que de acordarme de la canción ya esta dado, porque? Entiendo yo la fe que descansamos en la virgen, si ella hoy estuviera en nuestra religion sabrá Dios si fuera hija de Yemayá, como amaba el mar mi Dios, y todas las cosas que le gustan a mi Santa Madre Yemayá, pero nos dejó para partir su camino ya ..siendo espiritista.

  3. montse says:

    precioso es tan especial recordar ala mujer de la cual nos viene nuestro don y ver todas las cosas tan bonitas que hacia que cuando las explicas es como si os estubiera viendo en la cocina en vivo y en directo ,que gran persona tu abuela un ser maravilloso felicidades a las dos por tener una mami y una abuela tan fantastica y especial un gran abrazo a las tresssssss

  4. iyawo says:

    Mis respetos y corazon Montse
    Leerle me emociona aun mas,es significativo estos recuerdos le da el privilegio mas sagrado que es traeer un hijo al mundo,despues de estar 9 meses en aguita calentita,ahi en la tutela de Yemaya,yo me siento muy honrrada de haber nacido y ser hija de mami Gloria,tener una hija espectacular,inteligente,buena madre,al fin una Yemaya a todas,estas son las bendiciones que Olofin nos da y es importante venerar a esa mujer que nos dio la vida,benditas todas las madres del mundo,Bendita sea mi YEMAYA

  5. claudia says:

    este texto esta lleno de amor y recuerdo y no se trata solo de eso sino que lo mismo que sentia y hacia esta sra me pasa a mi siendo de esta maravillosa y ancestral religion no dejo de lado mi raiz catolica porque ambas pueden ir de la mano complementandose y enriqueciendose. El espiritu de su abuela esta velando y guiandolo junto con nuestros orixas asi como tambien nos da fuerza .

  6. rosario gonzalez says:

    bendicion
    a traves de este articulo que nunca he querido opinar porque me recuerda a la persona que me crio y no esta hoy a mi lado y cada vez que lo leo se me aguan los ojos, te felicito por el dia de las madres ,a ti y a todas las madres del mundo , que siempre tengas fuerzas, salud,inteligencia para que nos sigas orientando en el camino de la vida ,que todos los orichas te bendigan

    • Omimelli says:

      Saludos Rosario,

      Feliz Día de las Madres para ti también. Me da mucho gusto que opines, de eso se trata el blog de compartir ideas y opiniones.

      Los que ya no están con nosotros en esta dimensión ‘física’ no nos abandonan de otras maneras. Recuerda a los que quieres con una sonrisa.

      Un abrazo

      Omimelli

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *