Santería y su Etiqueta 101: Reglas de cortesía al participar en un batá de fundamento o Wemilere

La cortesía y modales son dos elementos que distinguen favorablemente a cualquier persona que desee ser aceptada y apreciada en cualquier círculo de las religiones tradicionales africanas.

Oro de Igbodu por Orlando Puntilla Ríos

Percusionistas de Batá en Cuba

Cuando se trata de la Santería, es crucial recordar que el comportamiento de un ahijado o de un invitado se refleja directamente sobre la persona que ha extendido la invitación a una función pública. ¿Qué mejor lugar para mostrar una cortesía impecable que al asistir a una función pública tal como lo es un tambor de fundamento o Wemilere?

El Wemilere es una celebración ritual en honor a un determinado orisha. La celebración es larga y se espera que los asistentes se queden en el evento hasta la última parte del ritual. He aquí una guía de comportamiento básico a ser seguido al ir a un Wemilere.

Vestimenta

Si usted es un aleyo o un aborisha, nunca va a quedar mal si viste con su mejor ropa blanca. Sin embargo, aunque el color blanco es el preferido, . también puede usar cualquier color, siempre y cuando no sea un color oscuro o negro.

Las damas deben llevar falda larga (más abajo de la rodilla). De preferencia, deberán llevar un par de pantalones cortos debajo de la falda. La blusa ha de ser modesta y con mangas sin revelar escotes provocativos. Los Wemileres por lo general están llenos de gente y no hay muchas sillas para descansar, por tanto los zapatos han de ser cómodos, de igual manera siempre es conveniente tener un abanico a la mano y un pañuelo. La cabeza debe estar cubierta con una pañuelo o una boina blanca.

Los hombres deben usar pantalones largos, camisa de vestir o un Guayavera, una gorra y calzado cómodo, todo de blanco.

Los que sean omó elekes (aleyos que han recibido los elekes) deben llevar puestos sus elekes básicos (Eleguá, Obatalá, Shangó, Yemayá y Oshún).

Una persona propiamente vestida baila frente al batá

Orden de las ceremonias

El Wemilere comienza con un Oro Seco donde se tocarán frente al trono del santo los tres tambores batá de fundamento. Aquí no se baila o canta, la música es sólo para el orisha al que se está honrando. Este ciclo de música es también conocido como Oro Igbodu.

La segunda parte de la ceremonia se efectúa frente a la congregación en general. Aquí los percusionistas tocan un ciclo completo de canciones pero esta vez el akpwón o cantante complementará la música con su voz. Esta es la primera oportunidad de ver la congregación de oloshas en acción al venir a saludar a Anyá o los tambores por orden de antigüedad iniciática.

Los oloshas van delante de los tambores e inclinan la cabeza hacia el piso y luego tocan con la frente cada uno de los tambores en el siguiente orden: Iyá (el tambor madre dedicado a Yemayá), Itotele (tambor dedicado a Oshún ) y Okónkolo (tambor dedicada a Shangó). Una vez que este ciclo de música ha terminado, el akpwón está en la libertad de cantar a cualquiera de los orishas durante el tiempo que quiera y en el orden que elija. Es aquí donde la fiesta realmente comienza y el trabajo del akpwón es utilizar su conocimiento de la lengua Lukumí, las letras y el ritmo para convencer con elogios y a veces puyas a los orishas para que se unan a sus omós y vengan a festejar a la tierra.

Una vez que un orisha ha llegado a tomar posesión de un olosha, tanto el percusionista del Iyá, así como akpwón deben prestar mucha atención a los cambios en el ritmo que el orisha solicite. A medida que más orishas vayan descendiendo, más serán las exigencias a cumplir por el cantante y los percusionistas.

De la misma manera que los percusionistas siguen un protocolo existe uno a seguir para los asistentes. El orden de los bailarines tiene su particularidad y su organización denota rango y edad. No hay nada más vergonzoso para un anfitrión que ver a aleyos y aborishas empujando para llegar hasta al frente y plantarse a bailar frente a los tambores. Eso es simplemente un error garrafal que muestra total falta de conocimiento cultural y de preparación previa. Cualquier persona que invite a alguien a un tambor de fundamento debe tomarse la molestia de explicar las reglas del tambor.

La orden de los bailarines

Las personas que tienen kariocha puede bailar frente y en las primeras filas, sin embargo, deben ceder los mejores lugares para aquellos que son ancianos o iniciados con muchos años de kariosha. Los hijos de la casa donde el Wemilere se celebra que sean oloshas también puede estar en la primera fila de bailarines.

Sin embargo, se considera muy grosero que aleyos y aborishas se abran paso al frente de la pista de baile. La gente no va a un Wemilere a bailar sólo para sudar un poco y hacer su ejercicio. Esta danza es un ritual, el simple hecho de bailar es un acto de entrega donde se ponen los cuerpos de los iniciados a la voluntad de su orisha tutelar que puede o no seleccionar para montar a ese olosha. El proceso de la posesión puede ser duro y los que no están preparados para asistir a una persona, simplemente deben salirse del medio. Del mismo modo, he visto a muchos oloshas alineados frente a los tambores sólo para pelear contra el proceso de posesión cuando esta es inminente.

Llegan los orishas

Digamos que el Wemilere se dedica a Eleguá. Un caballo de Eleguá se invitará a bailar para ese orisha y se mandan a hacer ropas ceremoniales o ashó orisha para esa persona. Hay reglas que el bailarín o caballo de santo debe seguir antes del Wemilere, una de ellas es la meditación y la otra es la abstinencia sexual durante un período de al menos 24 horas. La idea es preparar el cuerpo para el Orisha. El olosha debe estar fresco y limpio, el orí de dicho santero debe haber recibido una rogación de cabeza antes del batá.

Cuando el orisha que está siendo honrado llega a un Wemilere, el proceso es una de éxtasis y alegría, al menos para mí lo es. Una vez que el orisha saluda al tambor pedirá que se le vista en su ashó orisha. El orisha que se está festejando seguirá bailando y ayudando a atraer a otros orishas a la celebración. El orisha también pueden optar por hablar con sus hijos, limpiarlos, dar consejos y en algunas ocasiones, castigarles en público.

Es un NO grandote el estar siguiendo el orisha alrededor con la esperanza de que el orisha le hable. Si el orisha tiene un mensaje, no va a volver al cielo sin decírselo. Es muy molesto ver aborishas y aleyos impidiendo la movilidad de un orisha y creando complicaciones a la persona que se haya designado para atender al orisha mientras esté en la tierra. Sé que ver a un orisha para muchos tiene el magnetismo de estar en la presencia de una estrella de rock, pero es imperativo controlarse.

¿Qué hacer si un orisha quiere hablarle? Asegúrese de tener a alguien a mano que le ayude a traducir lo que el orisha diga, la mayoría habla en una mezcla de Lukumí, español y hasta inglés. Después de todo, el orisha utilizará la información lingüística que esté almacenada en las células del cerebro del caballo para comunicarse lo mejor posible. A veces el orisha puede hacer cosas interesantes, como pedir dinero y redistribuirlo a otras personas que pueden tener más necesidad de ello que usted. A veces, un orisha puede gustar de algo que alguien lleve puesto o tenga en sus manos.

Recuerdo que una vez tenía yo un abanico de lujo que había sido hecho para mí por encargo, y por buena suerte Oyá lo vio y tendió su mano para pedirme mi agbebe (abanico). ¿Qué puede uno hacer? Cerré el abanico, incliné mi cabeza y puse en manos de Oyá mi abanico sin pensarlo dos veces. Ella se fue abanicándose y refrescando a su caballo y charlando con la gente y luego vino de regreso donde mí, se limpiarse el sudor de la frente con mi abanico y me lo colocó de nuevo en mis manos con una bendición. ¿Quién quiere oponerse a un orisha tan formidable y a la vez tan fascinante como Oyá?

La ceremonia de clausura

Después que todos los orishas han dado sus consejos, una hija de Yemayá procederá a hacer el baile de la cubeta de agua y dando vueltas con la cubeta irá recogiendo influencias del lugar y lo llevará a la calle. Este es un ritual muy importante, ya que ella se levante toda la negatividad de llevarlo a la calle donde se vierte el balde. Sólo entonces los asistentes tienen la libertad de disfrutar el resto de la velada y socializar.

Hay más detalles y más complejidades en un Wemilere, pero la mayoría son para iniciados y a puerta cerrada, no porque sean “secretos” que se llevan a cabo fuera de la vista de aleyos y aborishas, sino más bien porque son momentos de intimidad entre los orishas y los que han hecho el serio compromiso de honrar a los orishas con su propia vida.

Omimelli
Oní Yemayá Achagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Santería. Bookmark the permalink.

7 Responses to Santería y su Etiqueta 101: Reglas de cortesía al participar en un batá de fundamento o Wemilere

  1. iyawo says:

    Omimelli bendicion….Gracias por tan exelente escrito,asi se ilustra y se hacen las cosas como tiene que ser,ya quien vea esto no puede decir ..NO SABIA ,adiciono si algun mayor quiere aportar entiendo usted le dara la bienvenida si entra en actitud re respeto religioso.Yemaya me la bendiga siempre.

    • Omimelli says:

      Iyawó

      Por supuesto, la idea es que quien lo desee contribuya. Por lo general todos quien aportan su comentario lo hacen con el mayor de los respetos. Son gente muy linda la que visita.

      Omimelli

  2. Annie says:

    Saludos Iboru Iboya Iboshishe.. Gracias nuevamente por tan buen escrito… Me es de mucha ayuda.. E sido invitada a dos toques uno a Elegua y otro a Yemaya en el primero fue muy instructivo pues fue le primero en de Yemaya fue un gozo pues Yemaya bajo y me dio un mensaje y su bendicon… Fue maravilloso y si te quedas con las ganas de mas… por que te invade un goso inesplicable… Me ayuda mucho este escrito pues al no tener quien me instruya es como dice le escrito Etiqueta 101…gracias mil y adelante con la instruccion que tanto bien nos hace…Ashe

  3. Cary Martínez says:

    Bueno realmente aunque el Oro Seco sea el Inicio del Aña, eso no quiere decir que sea directamente para ningún Orisha en espesífico, El Oro Seco en realidad es para Eggun, sobre todo Wamale…. Primero Eggun y despuès Orisha …

  4. Oh my goodness! Awesome article dude! Thank you so much, However I am experiencing troubles with your RSS. I don’t understand the reason why I am unable to subscribe to it. Is there anybody else getting the same RSS issues? Anybody who knows the solution can you kindly respond? Thanx!!

  5. Tibaire says:

    Buenas querida amiga Omimelli, muy importante toda esta explicación puesto que hoy en día se ven muchos errores con respecto a la Religión. Les cuento que hace un año mi hija y yo asistimos a un Wemileri y aunque no nos habían informado (somos aleyas las dos) ese día asistimos vestidas de blanco con nuestros elekes y un gorrito blanco, nos colocamos atrás y bailamos es maravilloso, en un momento yo me acerque a tomar un poco de agua y estaban unas santeras y una dice, “Ay estas aleyas si son faranduleras que se creen Iyawos” yo me voltee y le dije mire uds aquí son quienes están faltando porque para ser mayores con santo coronado asistieron en pantalón y estan solo criticando, me volvi y las deje. Alli pocas eran las mujeres en falda o vestido

  6. Rosa Sepulveda says:

    Muy interesante e instructivo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *