Motivando la auto expresión por medio del arte a los orishas

Eleguá por Omimelli

Los orishas se manifiestan de muchas maneras. Algunas personas tienen un gran talento interpretando el diloggún ya que pueden adivinar con facilidad, gracia y van más allá de las interpretaciones tradicionales encontrando nuevas perspectivas para ayudar a otros a ver con claridad su destino en la vida. Otros tienen un estilo increíble al hacer sus rituales o una memoria bendita para recordar detalles y compartir sus conocimientos con aquellos que les rodean. Luego están aquellos cuyo sentido del estilo y buen ojo para los colores nos ayudan a añadir elegancia en la forma de tronos magníficos, herramientas de iniciación, objetos forrados con cuentas y ropa para iniciaciones y festividades.

Sin embargo, hay muchas más formas de expresar la creatividad en nuestro ilés y, ciertamente, los mayores deben dar el ejemplo con sus propios actos, ya sea encontrando la manera de manifestar sus talentos creativos, así como motivando a sus ahijados y abures (hermanos y hermanas olosha) para encontrar maneras de expresar sus talentos.

Al prepararme para pasar las vacaciones de Acción de Gracias con mi familia, empecé a pensar en actividades para divertirme con mis hijos. Esta casa está siempre llena de actividad ya sea secular o religiosa, por lo que es raro que tengamos tiempo para compartir y quería hacer algo especial. Me dirigí a la tienda de arte más cercana para adquirir materiales con los niños y así alentar a sus talentos artísticos. Mientras observaba al menor de seleccionar una caja inmensa de creyones, libros para colorear y un cuaderno de bocetos empecé a recordar lo mucho que yo disfrutaba dibujando cuando era pequeña.

Cómo no enamorarse de esa cara con ojitos de caracoles caurí

Entonces mi hijo mayor, que es un Balogún (iniciado a Ogún como olosha), vino a pedir mi opinión sobre pinturas y los pinceles. Este niño tiene unas manos benditas ya que desde pequeño puede dibujar tan bien y es muy creativo. Él puede ver las cosas de una manera única. Ya quisiera yo tener una décima parte de la habilidad que Olofi ha puesto en sus manos. Entonces de repente mientras pensaba en todo esto se me encendió el bombillo. ¿Por qué no intentarlo? ¿Por qué no conseguir un conjunto básico de pinturas y algunos lienzos y expresarme artísticamente junto con mis hijos? No era como lo estaba haciendo para complacer a nadie. Era más bien una forma de compartir con los niños y para encontrar una salida a mi creatividad que no sea escribiendo, con telas para ashó orisha y haciendo artículos forrados de cuentas.

Los niños me ayudaron a seleccionar pinceles y pinturas acrílicas y yo elegí algunos lienzos para iniciar un proyecto junto con ellos. Eso fue temprano el pasado sábado. Llegamos a casa, empacamos nuestras cosas y nos dirigimos a parador en las montañas donde habíamos planeado disfrutar de tiempo como la familia y explorar los encantos de la hermosa región de la Cordillera Central en Puerto Rico.

La vista desde nuestra cabaña en el parador

Una vez que llegamos allí, nos vimos rodeados de gran tranquilidad, de montañas y océanos de verde follaje. Me senté en el balcón y mis ojos se perdieron entre los vívidos colores. Los niños estaban ocupados explorando los alrededores con su papá y yo por fin, me encontré sola y con un ratito de paz y quietud. En silencio le di gracias a Eleguá por abrir los caminos y ayudarme a encontrar este lugar de descanso y entonces me atacó la inspiración. Busque mis materiales, comencé a dibujar sobre el lienzo y llego el momento de seleccionar la pintura. No tenía idea de cómo mezclar los colores básicos para lograr los que yo quería, así que oré y dejar que mis manos trabajaran.

El sol se empezó a poner y mi marido volvió con los niños y nos fuimos a cenar al restaurante del parador. Mi hijo tenía su cuaderno de dibujo con él y en un abrir y cerrar de ojos capturó la belleza de la escena con carboncillo. El más pequeño estaba coloreado en su libro y allí estaba yo deseando haber traído mis pinturas para utilizar el tiempo mientras esperábamos a que llegara la comida.

Aquí está nuestra habitación con vista al monte

El tiempo de estancia en el parador se fue rápido. Tras nuestro regreso a casa seguí buscando ratitos para continuar con mis garabatos y pintura. Antes de darme cuenta ya había terminado. Tomé algunas fotos y las publiqué en Facebook. Para mi sorpresa, recibí muchas respuestas de personas a las que les gustó mi pintura dedicada a Eleguá. Ahora, sea amable en su juicio, no tengo ninguna formación artística y soy nueva con los pinceles y la pintura. Nunca he estudiado a los grandes maestros ni siquiera sé acerca de los estilos y las tendencias en la pintura. Mi deseo era hacer un moforibale con un poco de color al maestro de la enseñanza y al rey de los caminos: El Sr. Personalidad.

Gracias por dedicarme un ratito para leer sobre mis andanzas, por su apoyo y por tomarse el tiempo para considerar que tal vez también en sus manos hay una manera de expresar las energías de los orishas esperando ser descubierta, ya sea a través del arte, la música, la cocina o simplemente compartiendo con otros lo que ha aprendido como cuentista.

Omimelli
Oní Yemayá Achagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Santería. Bookmark the permalink.

2 Responses to Motivando la auto expresión por medio del arte a los orishas

  1. Rosario gonzales says:

    Cuando vi la imajen de elegua pense que era una foto ,no me inmajinaba que era una pintura,ahora que lo se interpreto que los diferentes colores que tiene elegua detras representarian los diferentes caminos que el tiene,felicidades por dar tus pasitos en un arte tan lindo,y mas cuando se trata de algo dedicado a nuestros. Orichas, a mi me encanta la poesia y aproveche los 7 dias de mi kariocha para hacerle una poesia a mi oshun,y tambien le hago canciones ,claro solo yo las cantos jaja , pero todo eso me hace feliz y creo que a mis orichas tambiem, creo que todo aquel que sea aficionado al arte puede intentarlo , quien sabe si un dia puedas vender un cuadro ,pero si te haces famosa por favor no dejes el blog jaja

    • Omimelli says:

      Rosario

      Estás bienvenida a compartir tu poesía para Oshun con el foro del blog. Yo soy amante de la poesía pero nunca he escrito para los orishas.

      Me alegra que te haya gustado mi Eleguacito. Alguien me pidió que le hiciera una copia pero en estos días ando bien ajorada con mil cosas pendientes. En cuanto tenga una oportunidad pintaré más…aunque no se hagan famosos, el pintar es bien relajante. 🙂

      Saludos

      Omimelli

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *