Parte 2: 10 conceptos que los recién llegados a las religiones tradicionales africanas no deben asumir

¿Esperabas acceptación inmediata en una RTA?

Una piedra de tropiezo discutida y nos faltan solo 9. Hay muchas razones por las cuales los recién llegados a las religiones tradicionales africanas (RTAs) pueden que tengan una interesante transición a estos sistemas, algunas de las cuales tiene que ver con la manera en la que vemos las cosas y con cómo somos percibidos.

La segunda piedra de tropiezo en una lista que hemos recopilado luego de años de observación tiene que ver con aceptación y entendimiento, dos palabras que en muchas palabras son abusadas y dadas por sentado.

Concepto asumido #2: La comunidad me va a aceptar y me va a entender.

Kal es un anglosajón con un DNA interesante que es más bien una mezcla de varias raíces, sin embargo su expresión genética de tex clara y ojos claros, disfraza con eficiencia su herencia hispana, nativo americana, irlandesa, creole y francesa. Para él, ser aceptado en una religión donde predominan los cubanos y puertorriqueños no fue fácil. De hecho, nadie le hacía caso cuando preguntaba con entusiasmo en las botánicas si alguien le podía poner en contacto con un santero, y si se atrevía a preguntar por un palero, entonces sí daba risa ver los ojos de espanto y las expresiones faciales de crítica que el pobre recibía acompañadas por una frase corta para sacárselo de encima.

Le tomó casi 5 años el poder conseguir una lectura con el Dilogún, como ves, la comunidad de Orisha en el Suroeste de los EE.UU. era más pequeña en los 80 que como es ahora. ¿Quién hubiera dicho que una frase destinada a llamar mi atención, “Me di cuenta que eres puertorriqueña, ¿sabes algo de santería?”, abriría no sólo uno pero dos caminos religiosos, el suyo y el mío.

Cuando fuimos a ver a José B., quien luego se convirtió en mi padrino, él accedió a hacer la lectura pero más por educación, hasta que salieron los primeros números en la estera y entonces se quedo asombrado. Al tener una visión del futuro de Kal y lo que sus espíritus tenían deparado, no fue algo fácil de reconciliar para José B. con sus ideas preconcebidas, ¿por qué los espíritus insistentemente querían derramar bendiciones sobre alguien percibido como fuera de la cultura?

A mí me gusta decir que los orishas obtienen lo que los orishas desean. La aceptación y el entendimiento son dos palabras que dan trabajo balancear. No hay razón para que una persona recién llegada a las RTAs no obtenga el beneficio de la duda sobre su sinceridad en querer ser parte de los Orisha o de los Lwa o el convertirse en un Pino Nuevo (así le llamamos en Palo a los hermanos y hermanas recién iniciados). Puede ser que existan algunas limitaciones con respecto a género y preferencia sexual en algunas tradiciones, pero no deben existir limitaciones auto impuestas cuando se trata de hacer espacio para personas de diferentes culturas que sienten un llamado a una RTA.

Ahora bien, está también la otra cara de la moneda, cuando vemos un recién llegado que quiere ser aceptado mientras que viene queriendo imponer sus propios puntos de vista en comunidades que ya están bien cimentadas y que son funcionales. Por ejemplo, yo tenía un ahijado que me dijo que él tenía cierta preferencia por las drogas. Yo le dije de manera escueta que en mi casa de orishas no había espacio para eso. Las drogas son uno de los agentes provocadores de algo fastidioso que yo prefiero evitar a toda costa y que se conoce como: Arayé (problemas). Yo le traté de explicar cuál es el impacto de usar drogas en la vida ritual, tal como lo es el abrirse a ataques psíquicos de todo tipo, el atraer espíritus desviados y claro está, la policía. Decidí aceptar a este joven luego de haber prometido frente a Yemayá el no usar drogas. Una cosa es hacer un pacto conmigo, y otra muy diferente el hacerlo con un Orisha. Yo odiaría tener que estar en los zapatos de alguien que rompe tal pacto. Mi padrino siempre me ha dicho que los Orishas son lentos pero aplastantes cuando se refiere a impartir justicia.

Hablando de padrinos, aquellos que estén por comenzar en lo que debería ser una relación vitalicia con un ahijado de otra cultura, debería tratar lo más que puedan de entender la programación social, educativa y espiritual que esa persona tiene. Esto ayudará a tener una mejor comunicación, ayudará a identificar posibles problemas a tiempo y evitará fricciones con hermanos y hermanas de la casa de Orisha. De igual manera, los recién llegados debe tratar de observar sus nuevos entornos, aprender nuevos códices sociales y preguntar de manera educada cuando se enfrenten a una situación donde no tengan claro cómo proceder.

Para facilitar el entendimiento de este nuevo mundo, he aquí algunas cositas que el recién llegado debería tomar en cuenta:

1. Puntualidad. Los seguidores de las RTAs no son por lo general muy puntuales, per tú siempre deberías serlo.
2. Limpieza. El usar ropa oscura, estar sin afeitarse y sin asearte en un espacio ritual y el llevar pantalones cargo/cortos o faldas cortas y camisas que expongan demasiado es siempre de mal gusto. Es importante cubrirse la cabeza con un pañuelo o sombrero.
3. Vestimenta. Hazte un favor y aprovecha comprar ropa blanca durante el verano. Las damas deben buscar faldas amplias y largas además de blusas modestas de color blanco. Los hombres pueden optar por pantalones blancos, una Guayavera (camisa tradicional cubana hecha de lino que normalmente está decorada con plisados y bolsillos), una polo blanca o una camisa de botones. El calzado blanco es apropiado.
4. Cuide lo que diga. Trate de no verse metido en rumores, chismes e inuendos.
5. Mantenga su palabra. No prometa a los orishas o a un ser espiritual de un RTA algo que no va a cumplir o no puede cumplir. Ellos eventualmente lo cobrarán.
6. Evite enlaces románticos en su casa de Orisha. Sus hermanos y hermanas en la casa son eso mismo, hermanos y hermanas. Esto también se aplica a su padrino y madrina. Si te sientes atraído aunque sea un poquito por un potencial mayor, de la vuelta y aléjese de esa casa. No hay espacio para el incesto espiritual en nuestras casas de Orisha o de Palo, al menos en una casa seria y respetable.

Si eres un padrino/madrina, he aquí algunas cosas que hemos aprendido al pasar del tiempo y que pueden facilitar la aceptación y el entendimiento de neófitos que provienen de otros trasfondos étnicos:

1. Trátalos con igualdad, de manera justa y sé un buen embajador de tu cultura porque ellos no tienen en beneficio del condicionamiento social que tú posees.
2. Ayúdales a entender los detalles de tu cultura, ya sea que se trate por ejemplo de algo sencillo como de pedir la “bendición” a algún mayor en edad o en anos de iniciación.
3. Encuentra a una persona de carácter similar en el ilé (casa de Orisha) y asigna a esa persona el ayudar a explicar reglas básicas sociales y religiosas. Es posible que seas excelente explicando, pero a veces para que algo se nos quede bien grabado hay que oírlo de una segunda persona.
4. Comparte tu mesa con tu futuro ahijado o ahijada, escúchale y deja que te cuente por qué te ha escogido a ti y a tu ilé.
5. Explora sus fortalezas y sus deficiencias y evalúa cómo ayudarle a que se lleve bien con los otros ahijados.
6. Gana su respeto todos los días y pide que de igual manera corresponda a ese respeto para contigo y los miembros del ilé.
7. Ten paciencia contigo y con tu recién llegado, estamos seguros que hay mucho que aprender de parte y parte y que descubrirán mucho que les podrá llevar a tener una relación productiva.

En nuestro próximo artículo exploraremos el controvertido tema de la homosexualidad en las RTAs.

Kal & Omimelli
Olo Obatalá & Oní Yemayá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Espiritismo, Santería, Vudú. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *