El 2016 comienza con una fuerte advertencia de los orishas: No sea chismoso.

letra 1A mí no me gusta despertarme temprano en la mañana. Sin embargo, por primera vez en los 18 años que llevo siendo olosha, decidí acostarme a una hora razonable luego de dar la bienvenida al año nuevo y llevar a mis hijos a presenciar la ceremonia de la Letra del Año en el Centro Comunitario La Ceramica en Carolina, Puerto Rico.  Yo quería que ellos vieran el proceso en persona y que vieran la importancia de este acto religioso comunitario para que entendieran la importancia de seguir los consejos de los orishas para poder vivir una vida en balance y harmonía.

Tengo que contarles que los muchachos no estaban muy entusiasmados de levantarse temprano ya que la espera es considerable en lo que los sacerdotes de Ifá determinan los oddú, los ebós correspondientes, la bandera y los consejos a ser compartidos con la congregación.  Afortunadamente, una vez que los sacerdotes comenzaron a resumir la letra la atención de mis muchachos quedó centrada en el oddú: Obara Sá el cual vino con osogbo.  Para ser precisa, el osogbo fue osogbo tiyá tiyá setutu ofo, lo cual quiere decir, la adversidad y el chisme propician la pérdida.

Shangó viene como regente asistido por Oyá y a la defensa viene Oshún.

Shangó no es un orisha con el que uno quiere relajar, el Rey no miente, y en mi experiencia Shangó tampoco gusta de repetir las cosas.  Por lo tanto, cuando él nos advierte que los chismes no van a ser tolerados porque tienen en potencial de crear vergüenza pública, de destruir casas de santo y de crear pérdidas y hasta la muerte, entonces debemos prestar atención cuidadosamente.

No es el propósito de este artículo el discutir los pormenores de la letra del año para Puerto Rico, para aquellos interesados en los detalles, sigan este enlace al oddú del año que está en español en la página del Templo Yoruba Omo Orisha de Puerto Rico, quienes organizan cada año este evento.  Sin embargo, sí es mi intención el hacer uso de mi tarima electrónica personal para conversar sobre una de las cosas que no soporto: el chisme.letra 2

El chisme según el diccionario… 

El diccionario Lexicoon.org define la palabra chisme como un sustantivo que se pronuncia: chis·me y es una conversación o incontrolada o reportes sobre otras personas, típicamente involucrando detalles que no han sido confirmados y dándolos por ciertos.  El chisme es un rumor(es), murmuración, habladuría, comadreo, cotilleo, escándalo, dime que te diré, bochinche, enredo, patraña…y en nuestro colorido Lukumí puede ser tiyá tiyá, o lépe lépe.

La definición de la palabra chisme, expandida… 

Yo creo que el diccionario se queda corto cuando define la palabra chisme.  Desde mi punto de vista, el chisme es verdaderamente el reflejo del ser interior de un individuo, de su alma y de los sentimientos que alberga en relación consigo mismo y con otros individuos o con la comunidad.  El chismoso es una persona que está fuera de control.  Cuando la sinhueso se menea casi siempre hay malicia de por medio y hay falta de juicio de discreción.  Un chismoso es como un niño majadero, es empecinado e irreverente y desata un discurso que seguramente conlleva al caos y lastima a una o varias personas.

Entre los consejos dados por los awóses está el ocuparnos de cuidar nuestra cabeza, el no ponerla a manos de cualquier persona, aun si esta persona tiene la mejor intención.  Nuestra cabeza tiene que ser tratada con mucho cuidado para que permanezca en balance.  Es crucial el hacerse una rogación de cabeza con agua y coco o kaworí eledá, pero que se la haga alguien que sepa en realidad lo que está haciendo.  Una persona que ni siquiera sabe hacer una buena moyugba o que carece del entendimiento fundamental de lo que es el ritual de kaworí eledá seguramente puede terminar haciendo más un daño que un bien y dejando a la persona que busca ayuda en mala condición o haciendo un daño.  Cuando no hay orí tutu, o una cabeza fresca una persona pudiera ser más propensa a chismorrear y a crear caos.

Si no tiene algo positivo que decir…¡¡¡cierre la boca!!!

¿Cómo nos lastimamos los unos a los otros o como comunidad con los chismes?  Los chismes soslayan las relaciones entre ahijados y padrinos y entre los miembros de un ilé o casa de santo.  El chisme hace ver muy mal a la persona que lo propaga.  Yo aún no he visto a un chismoso quien sea visto con buenos ojos por miembros de la comunidad.  Un chismoso puede ser tolerado porque la naturaleza del chisme es que son entretenidos pero a fin de cuentas, el chismoso no es nada más que un ser humano patético, un bufón.

Lo que destilo de la letra del año es que para poder triunfar vamos a tener que evaluarnos y evaluar nuestro yo interno y a aprender a controlar nuestro discurso interior para de tal manera expresar siempre pensamientos positivos.  Los discursos negativos que necesiten expresarse, sea en público o en privado, deben de expresarse dentro de un marco de templanza, respeto y juicio.  Este año va a ser mucho más importante que nunca el comportarse con madurez y el tener tacto en las comunicaciones con los miembros del ilé, esto sin importar si son mayores o menores o de su rango de iniciación para poder evitar fricción.

Mi abuela solía decir, “Yo soy ama de mi silencio y esclava de mis palabras”.  No sea esclavo de sus propias palabras, y recuerde, las palabras conllevan poder en particular las palabras de personas como nosotros que hemos aceptado el privilegio de ser oloshas o servidores de los orishas.  Nuestras palabras tienen ashé; tienen el potencial de edificar o bien contienen las semillas de nuestra propia destrucción.  ¿Qué hará con sus palabras? ¿Escogerá construir o destruir?

Como parte de la conversación uno de los sacerdotes que fue testigo de la selección de la letra, comentó que Oyá con gusto recibirá en su dominio –el cementerio—a aquellos que no aprendan a dejarse llevar por las reglas.  Uno puede extrapolar de este comentario y de otro consejo compartido y pertinente a parejas (el tratarse con sinceridad y respeto) que la infidelidad y el chisme pueden crear situaciones donde la vida de uno o varios se vea en peligro.  Por tanto, yo le advertiría a personas que no se metan en asuntos de parejas y que respeten los matrimonios y relaciones ajenas.

El oddú nos advierte que debemos evitar sofocarnos; el chisme ciertamente nos lleva a calentarnos la cabeza y a argumentos.  Además se nos advierte que seamos conmensurados y que mantengamos nuestro carácter al margen.

Yo soy de la opinión que Shangó nos ha dado los recursos para sobrevivir en lo que se anticipa sea un año fuerte.  Sin embargo, nuestro rey es aún más generoso y nos está dando la oportunidad de que nos auto-analicemos y a que aprendamos a que nuestras palabras son como espadas, las espadas o nos matan o nos defienden.  Defendamos a nuestra comunidad.  Shangó nos está mostrando la manera de sanar a la comunidad; él nos está abriendo la brecha para lograr un diálogo constructivo para que con madurez eliminemos las diferencias que puedan existir entre unos y otros y en la comunidad.  Shangó nos da la oportunidad de enmendar nuestra conducta y de aprender a vivir con gracia y a reflejar en un dialogo constructivo nuestra paz interior.

Todos tenemos el poder de unir nuestras voces y de silenciar a las lenguas maliciosas que no se detienen a la hora de sembrar las semillas de la destrucción, el miedo y el caos, a veces sólo por capricho.

No se deje seducir por los chismosos, son como encantadores de serpientes; gustan de tener una audiencia cautiva y disfrutan del resultado de sus comentarios maliciosos. No hay observadores inocentes cuando se trata de un chisme, los que lo promueven son tan malos como los que escuchan rumores.

Gracias al Templo Yoruba Omo Orisha de Puerto Rico por organizar este evento y al sabio consejo de los awós que participaron y dedicaron de su tiempo y energía para el éxito de este ritual y compartiendo sus conocimientos con la comunidad. 

Eleguá tiene la última palabra…

Después del evento manejé a Bayamón para un batá de fundamento en casa de Eshubí Lona, el cual fue dedicado a Eleguá y a San Lázaro. A pesar de que yo no había conocido a Eshubí Lona, él me recibió a mí y a mi familia con la mayor elegancia y finesa como el anfitrión elegante que es.  Durante el batá Eleguá, Shangó y Yemayá bajaron a la tierra a compartir con la comunidad.  Eleguá tomo un momento antes del cierre del tambor para dirigirse a todos los presentes y recalcar la importancia de los consejos de la letra del año, de no chismorrear y de tal manera evitar la pérdida.  Además el orisha señaló la oportunidad que tenemos de unir y sanar a la comunidad.  Modupué a Eleguá por reforzar este mensaje.

Omimelli, Oní Yemayá Achagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Santeria. Bookmark the permalink.

One Response to El 2016 comienza con una fuerte advertencia de los orishas: No sea chismoso.

  1. Centro Cultural Yoruba says:

    2401 South CHESTER AVE BAKERSFIELD CALIFORNIA 93304 THANK YOU

    I LIKE YOU PAGE THANK YOU FOR ALL YOU YOU COMMENTS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *