Apropiándose de religiones tradicionales africanas

grew up in the hood (2)
En una sociedad moderna basada en el Internet, el apropiarse de religiones tradicionales africanas pasa con demasiada frecuencia. Se ve de todo, desde paganos eclécticos adoptando deidades, los que hacen aseveraciones comerciales de hacer conjuros y ser expertos en tradiciones de los orishas, los neopaganos vuduístas que también se han unido al grupo de los que adoptan practicas derivadas de las religiones africanas, en fin se ve de todo. Se puede argüir que las personas que están buscando establecer su reputación de ser expertos e iluminados es hecha de corazón y con buenas intenciones. El buscar la verdad no es cosa mala.

Desafortunadamente el buscar la verdad no es lo que siempre pasa. Si usted necesita que le saquen un diente, y va a atenderse con un estudiante interno que se ha leído un libro sobre ser dentista y decidió que arrancar dientes por paga con unos alicates mohosos, entonces se está buscando un problema gratuito. El apropiarse de culturas espirituales es el equivalente.

Un síntoma de apropiación es el aspecto monetario. Si, nuestras queridas religiones tradicionales africanas cobran por ciertas cosas y con toda razón. Hace falta experiencia, trabajo arduo y tiempo para aprender correctamente la manera de hacer las cosas en cada ilé o grupo. Hay que pagar derechos (cuotas). ¿Es posible consultar con un experto en cualquier otra rama sin pagar? ¿Te consultaría gratis un doctor? Sin embargo la ganancia monetaria parece ser la meta primordial de los problemas de apropiación que vemos y el comercialismo por parte de los que tienen tiendas por Internet. Los “Elekes de Damballah” fraudulentos, las botellas de tierra de Oya, las bolsitas estilo ‘mojo’ de Yemaya La Sirene y las bolsitas Gris Gris para trabajos de amor para homosexuales Pomba Gira son varias de las estupideces que se ven con más y más frecuencia en estas tiendas por Internet. Desafortunadamente uno de los aspectos de esta apropiación de elementos religiosos es la invención de cosas como estas que no existen en las tradiciones de donde supuestamente salieron. Hay que tener cuidado, mucho cuidado.

Otro aspecto es la égida personal y eclecticismo. Muchos de nosotros vemos a mucha gente diciendo que esta persona o la otra ‘trabaja’ con ‘esto o lo otro’, particularmente con entidades del Vudú y los Orishas. Hay historias anecdóticas que describen a gente con ‘caminos’ poco comunes que dicen poder trabajar con cosas que por lo general requieren mucho tiempo de estudio, experiencia e iniciaciones. ¿Será verdad que los poderes que mueven al mundo son tantos que nadie puede dominarlos o conocerlos todos? Claro que sí, nadie puede. Pero usualmente las tiendas que vemos por Internet que abren sus puertas de la noche a la mañana declarando poder trabajar con poderes especiales son particularmente sospechosas. Esto es particularmente cierto cuando por ejemplo vemos a un Pagano sin entrenamiento formal que ahora sabe hacer un aceita para Oya y lo vende por $19.99, ¡por favor! Cuando uno les pregunta de manera educada qué clase de entrenamiento tienen se molestan y se ponen a la defensiva.

El sincretismo es otro argumento que usan con frecuencia para justificar sus acciones. Una de las cosas que vemos es como aglomeran a Esu, San Michael, Exu, Eleguá, y a Legba bajo una aglomerada descripción y cómo personas fuera de la tradición de religiones africanas usan el mismo nombre o lo ven como la misma entidad. Así es como por lo general fluye la conversación: “Si las religiones tradicionales africanas usaban el sincretismo, ¿por qué no puedo yo hacer lo mismo?” Hay muchas razones por las cuales eso por lo general no es apropiado. Para comenzar esas entidades no son la misma cosa. Sus tradiciones, pese a que tengan orígenes relacionados, no son la misma cosa. Los Lwá no son Orishas, Pomba Gira no es un Lwá y la lista se extiende. El sincretismo proviene de adentro no de afuera y no ocurre sin razones particulares; tiene sus razones de ser, sea cuales sean. El invertir el tiempo para aprender cuales son estas razones por sus propios méritos es una experiencia válida.

La síntesis es otro aspecto de la apropiación. Hay cosas que son completamente nuevas y las cuales están siendo ahora atribuidas a deidades por personas foráneas a una tradición aceptada. En mi opinión, usualmente este tipo de fabricaciones emergen de un sentido de ego o de poder personal al igual que de una falta de educación. Claro, estas entidades sí dicen cosas durante el proceso de posesión que puede sean completamente nuevas, o, por medio de oráculos. Esta parece ser la excepción a la regla y no la norma. Por lo general tampoco proviene de una fuente externa.

Un tema comun que se debate hoy dia es Pomba Gira a la cual están llamando la Diosa del Amor Homosexual. Es cierto que las Pomba Giras si se preocupan por sus seguidores sin importar de su orientación sexual. Estos magnificos guias ven el alma y no las etiquetas sociales. Esa es parte de la belleza del Kimbanda. Sin embargo, hay mucho erróneo asociado a esa expresión sobre la ‘diosa’. Pomba Gira para comenzar no es una diosa. Hay legiones de ellas, no solo una diosa. Cada una de ellas es diferente y tiene gustos y personalidad diferente. Cada una merece respeto por el poder y por ser las entidades maravillosas que son.

Sin embargo, los que se apropian de este legado dicen que su manera de interactuar con esta energía es la manera correcta, pese a que estén invitando energías disruptivas a sus vidas al asumir que pueden apoderarse de esta hermosa tradición. Hay un conocido ritual a Pomba Gira en un festival y considerando que las Pomba Giras pueden ser malévolas y que su energía puede ser disruptiva cuando no se hacen las limpiezas adecuadas (o si no les caes bien por alguna razón), ¿quisieras invitar cosas que sean calientes en el sentido espiritual, a tu vida sin saber? Kiumbas (sombras negativas) son los guardianes en el Kimbanda y por lo general se ven atraídas como si fueran polillas oscuras a las obras que se hacen en este terreno. Sin uno saber cómo limpiarse y retirar estas energías podría terminar invitando problemas y obsesión.

Otro ejemplo que vi recientemente en el Internet fue una firma de Palo Mayombe para un ser Nsasi que la estaba usando una persona si iniciación alguna como una ‘firma para abrir caminos’ y la tenía dibujada en la entrada de la casa de otra persona. No había crédito alguno a la tradición o a la entidad que se usó pero es posible que el trabajo costo dinero. Esto se me hace que es una falta de respeto y potencialmente peligroso para la persona no iniciada. El Palo es un sistema ‘cerrado’ que no se puede trabajar por quien no esté iniciado. Es bueno que haya gente que honestamente quiera aprender este camino, pero el asumir falsa autoridad cuando ese camino no ha sido caminado de manera legal es otra cosa completamente diferente.

Los fanfarrones cibernéticos son otro aspecto de esta nueva tendencia de apropiación de culturas religiosas. Las personas que defienden la tradición son catalogadas como fanfarrones por los que quieren apropiarse de lo que no le corresponde. Ciertamente, a veces algunos defensores de la tradición lo hacen con tal vigor que puede llegar al coraje y eso es desafortunado. Sin embargo, un discurso inteligente sobre el tema y el señalar de manera educada cuando algo no está bien no es el ser un fanfarrón, en particular, cuando se trata de gente honesta quienes potencialmente están siendo dañados espiritualmente o a quienes le están sacando un beneficio financiero o de otra índole.

Hay un fenómeno interesante que se está dando ahora en Internet y es cuando los fanfarrones dicen que les están acosando, cuando en realidad lo que están hacienda es cosechar lo que sembraron. Es un tema fascinante cuando vemos como una persona que hasta supuestamente motivó a sus seguidores a que atacaran a alguien de quien no gustaba en un grupo haciendo un ritual con unas velas. Irónicamente listo, este fanfarrón persuadió a sus seguidores para que le prestaran el poder de la energía de sus oraciones convirtiendo el proceso en uno de fanfarrones en grupo y llamándole defensa. Las personas que participaron en este proceso a nombre de su líder deberían preguntarse los motivos de esta obra. No es un indicio de buen carácter en participar en algo así, de igual manera no invita buenas energías.

A veces estos fanfarrones usan la línea, ‘Tu entonces eres el que lo sabes todo, ¿no es así?’, como un ataque. Nadie lo sabe todo. El camino de aprendizaje en uno continuo, cuando dejamos de aprender el camino se terminó. Sin embargo, hay cosas que simplemente no están bien. Por ejemplo, digamos que alguien alega ser un sacerdote católico luego de leer un libro sobre el catolicismo y luego empezar a ofrecer los sacramentos, eso no estaría bien, lo indica el sentido común.

Muchos de nosotros juramentamos mantener tradiciones como parte de nuestros rituales de iniciación. Los caminos hacia el creador son muchos, pero también lo son los precipicios que se desprenden de esos caminos y de los cuales nos podemos caer. Como estudiantes perennes de las tradiciones y como personas que nos esforzamos por lograr mejorar nuestros carácter, es nuestro deber colectivo el defender las tradiciones. Con calma, educación y con una cabeza fría debemos hacerlo cuando se amerita. El dejarnos llevar y no hacer nada no nos llevará a lograr un cambio positivo.

Papa Curtis

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Destacados, Palo Monte, Santería, Sin categoría, Vudú. Bookmark the permalink.

One Response to Apropiándose de religiones tradicionales africanas

  1. The Zune concentrates on being a Portable Media Player. Not a web browser. Not a game machine. Maybe in the future it’ll do even better in those areas, but for now it’s a fantastic way to organize and listen to your music and videos, and is without peer in that regard. The iPod’s strengths are its web browsing and apps. If those sound more compelling, perhaps it is your best choice.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *