Una cosa o dos sobre el vudú…

El practicar Vodú en un área metropolitana puede ser un gran reto. Hay tantos mal entendidos cuando se trata de las religiones afro caribeñas y a todas las tienden a ver desde el punto de vista cristiano como cultos para gente ignorante. Ese es uno de los retos que los seguidores se encuentran día tras día, en particular aquellos que viven el llamado “Cinturón Bíblico” en los Estados Unidos donde nos invitaron a participar en un Sèvis Lwa para Damballah. Mi esposo y yo llegamos vestidos con nuestra mejor ropa en el color apropiado: blanco. Trajimos regalos adecuados para ser puestos en el altar de Damballah en honor de un lwá asociado con la pureza y la sabiduría y representado por una serpiente.

Luego de haber entregado al Houngán las flores blancas y arroz con coco que yo misma había preparado, nos sentamos a ver como él trazaba con manos expertas el vevé sagrado de Damballah. La casa estaba llena de energía y risas, la gente estaba ocupada en la cocina, otros atendían a los invitados que iban llegando haciéndoles sentir como en casa. Nosotros estábamos felices de haber venido de poder unir nuestros corazones y espíritus a esta comunidad en alabanza a este poderoso lwá.

Nos habíamos tomado la molestia de estacionarnos en un área designada, de no entorpecer la entrada y salida a otras viviendas y de venir lo más callados posibles para no crear alboroto en el vecindario. Pero aun así, cuando empezamos los cantos y música, los vecinos nos llamaron a la policía. Era temprano en la tarde, cualquiera hubiera podido tener una fiesta en su patio con música alta y nadie se hubiera metido con ellos. Sin embargo, en la mente de los vecinos, “esos adoradores del diablo” estaban haciendo de las suyas. Sus extraños cantos y música de tambores eran indicio de que algo malo estaba pasando. A treinta minutos de haber comenzado nuestra ceremonia la policía llego con su actitud de súper machos, sin observar la mínima cortesía o respeto. ¿Le habrían invadido a un cristiano su casa de esta manera si hubiera estado cantando himnos de alabanza a Jesús?

De repente uno de los policías que primero entró al área del altar dio un brinco, su cara se veía horrorizada, los ojos abiertos llenos de pavor, su mano derecha haciendo la señal de la cruz una y otra vez. Yo miré haber si Damballah se había materializado frente al pobre hombre. Pero no, el policía se había dado cuenta que se había parado sobre el vevé que había sido trazado con tal esmero y estaba aterrorizado. El hougán se le acercó y lo trató de calmar y de explicarle que nada malo le sucedería. El policía se disculpó por la interrupción y nos dijo que continuáramos como si nada hubiera pasado y que no nos dejáramos molestar por los vecinos, y más rápido de lo que entró salió de allí con su compañero a rastras.

Los oficiales de la policía deben estar mejor entrenados antes de ser enviados a las calles. No todo se trata de malhechores. Se trata de servir a las comunidades y las comunidades no pueden divorciarse de prácticas y creencias religiosas. Tal vez en los departamentos de policía a través de la nación deberían entrenar a los policías sobre prácticas religiosas en Norteamérica y el resto del mundo. El conocimiento previo puede ser mucho mejor que el aprender una cosa o dos sobre el vudú al pararse en el lugar incorrecto.

Si usted ha tenido una ceremonia interrumpida por la policía, envíame una notita. Tengo curiosidad de leer sobre tu experiencia.

Omimelli,
Oní Yemayá Ashagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Vudú. Bookmark the permalink.

One Response to Una cosa o dos sobre el vudú…

  1. Maria Gloria says:

    La libertad religiosa es y tiene que ser respetada,a diario nos violan si es asi nuestro espacio carros con musicas estrindentes sin poder decir nada,va y sale una bala,vecinos con musica el dia entero a todo volumen,y un sal pa fuera de madr…cada rato en sitios tan sagrados como nuestras playas que son para disfrute nuestro ,ahh eso esta perfecto…. ponen policias achicharrandose para (vigilar) por Dios,si no nos ponemos a proteger NUESTROS DERECHOS,la cosa se pone fea,seamos guerreros de nuestra religion,al fin y al cabo tambien tenemos derechos,tengo sugerencias ,mas tarde si gustan las apotare con gusto y como ex policia. iyawo M. Gloria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *