Wicca y el arte de escuchar

Es importante escuchar a lo que nos rodea, pues invariablemente contiene la voz del espíritu.

Dedicado a mis amigos Boniface and Seshen.

Uno nunca debe olvidar los pasos andados al viajar por el camino de la espiritualidad. Desde que recuerdo siempre he sido una criatura de los Orishas. Sin embargo, hay momentos en nuestra vida en los que dejamos de escuchar. Son tiempos en los cuales estamos buscando el significado de la vida misma en objetos, lugares, gente y rostros, cuando desde un principio este significado ha sido marcado a fuego en nuestra alma por fuerzas espirituales, sólo se trata de descubrirlo. Para adentrarse a ese camino de descubrimiento o de redescubrimiento, dependiendo de su caso, es imperativo que primero escuchemos esas fuerzas.

Cuando estaba en mis tempranos 20 a mi se me había olvidado escuchar la voz de los espíritus. No había tiempo para ir a la iglesia (no como que disfrute mis años como católica, no tengo nada en contra de ellos pero esa no es mi taza de té), no había tiempo para el espiritismo o para devoción espiritual alguna. En resumidas palabras yo estaba sin norte espiritual y mi existencia estaba dedicada a mis estudios universitarios, mi trabajo y mi vida de recién casada.

Pero un día, me asignaron un labor de investigación y fui a una librería en San Antonio, TX donde me encontré con Boniface y su grupo de Wicca Liceana. Pese a lo extraño que sus conceptos me resultaron en un principio, ya que nunca había oido nada de Wicca, comencé a ir a su grupo semanalmente porque era divertido. Había un sentido de camaradería y alegría que me resultaba muy atractivo. Entonces, comencé a leer más y más sobre Wicca, el paganismo y otros conceptos que abrieron mis horizontes hacia el descubrimiento de ideas fuera de mi mentalidad caribeña.

Una cosa de importancia saqué de esta experiencia, por mucho tiempo yo había dejado de escuchar mi voz interior, a la voz de los espíritus y sobre todo, a la voz de la Naturaleza. En Boniface y Seshen encontré dos seres de buen corazón con un gusto por la vida y dedicados a aprender más todos los días, y, a vivir de acuerdo a sus creencias. Para mí, el detenerme a escuchar el fluir de las temporadas, las voces del viento y de los riachuelos y de todo lo sagrado que me rodeaba fue una revelación. Toda esta comunicación con la naturaleza había pasado a ser parte del paisaje porque vivía con mucha prisa.

Yo no podría hacerle justicia a Wicca con mis humildes descripciones, pero hay tesoros a ser descubiertos para aquellos que opten por ese camino espiritual. Si piensas que ahí donde perteneces, comienza tu marcha! Toma el primer paso en ese camino de aventura. Yo andube con el grupo por casi 2 años y aprecio cada momento vivido. Sin embargo, todas las aguas van a dar a la mar, y yo, criatura de la mar que soy…regresé a Yemayá mi madre amada y a los orishas. Pero esto sucedió gracias a aquellos que me ayudaron a escuchar nuevamente y a seguir lo que verdaderamente importan en la vida: Espíritu, en cualquiera que sea la forma en que se manifieste para ti. Feliz encuentro y feliz partida, hasta que felizmente nos volvamos a encontrar.

Para más información sobre la Wicca Liceana, visite http://lycianwicca.info/

Omimelli,
Oní Yemayá Ashagbá

About Omimelli

I am a Olosha or Santera and for years I have been at the service of the Orisha and the community. I am initiated to Yemayá and my father in osha is Aganjú. I am also an initiate of Palo Mayombe and hold the title of Yaya Nkisi. As part of my daily devotional I spend time at my bóveda and work with my spirits on regular basis.
This entry was posted in Wicca. Bookmark the permalink.

3 Responses to Wicca y el arte de escuchar

  1. gloria says:

    Muy lindo,me encanta,pero rindio frutos,que alegria te felicito

  2. Nemuel Flores says:

    Muy bonito…De verdad.

  3. Shannon says:

    Muy buena tu narracion y gracias por compartirla; me siento afinada con ella. Mi caminar espiritual tambien comenzo con la Wicca, aprendi mucho y al igual que usted aprendi a escuchar mi voz interior y a la voz de la naturaleza. Hasta que un dia casi sin querrer llegue a la Santeria, esta es la que ha llenado y complementado mi busqueda, mi corazon. Bendicion de mis mayores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *